Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

La jefa militar de EEUU llegó a Argentina y el Gobierno evalúa inspeccionar la base china en Neuquén

Como una nueva muestra de apoyo de la Casa Blanca a la gestión de Javier Milei, Laura Richardson visitará el país y se reunirá con funcionarios para fortalecer la cooperación en seguridad y defensa.

La llegada de la generala Laura Richardson, jefa del Comando Sur de los Estados Unidos, a Argentina este martes evidencia un nuevo respaldo de la Casa Blanca al Gobierno de Javier Milei. Durante su visita de tres días, Richardson se reunirá con funcionarios para fortalecer la cooperación en seguridad y defensa, discutiendo temas como la presencia de China en Neuquén, el terrorismo fundamentalista y la adquisición de equipamiento defensivo.

En relación con la base aeroespacial china en Neuquén, el Gobierno está considerando enviar una “inspección” por presuntos incumplimientos en el contrato que autorizó su instalación en el país durante la gestión de Cristina Kirchner. Esta acción surge tras las críticas del embajador estadounidense Marc Stanley, quien expresó su sorpresa por la actividad extranjera en la región.

Estación de Espacio Lejano de China en Neuquén

La embajada de China en Buenos Aires salió al cruce de las acusaciones, defendiendo la Estación de Espacio Lejano en Neuquén como una instalación de cooperación tecnológica espacial entre el gigante asiático y Argentina, accesible para científicos de ambos países. Sin embargo, el Gobierno argentino, en línea con su alianza con Estados Unidos, está evaluando acciones respecto a esta base.

El acercamiento entre Argentina y Estados Unidos en materia de seguridad y defensa se ha intensificado en los últimos tiempos, con la visita reciente del director de la CIA, William Burns, y ahora la llegada de la generala Richardson. Ambas partes han destacado la fortaleza de su relación y esperan profundizar la colaboración en diversos ámbitos. Sin embargo, persisten preocupaciones sobre la presencia china en la Patagonia, aunque la decisión final sobre el futuro de la base sigue siendo soberana para Argentina.

TE PUEDE INTERESAR