Seguinos en nuestras redes

Política

“El señor del tabaco”: maneja el 45% del mercado de cigarrillos y amenaza a un periodista

Se trata del empresario Pablo Otero, un hombre que evade más de mil millones de pesos por mes en impuestos y se jacta de tener estrechos vínculos políticos, judiciales y mediáticos.

En los últimos días, el empresario Pablo Otero, conocido como “el señor del tabaco” desató un terrible escándalo cuando sus abogados le enviaron una carta documento al periodista Andrés Sanguinetti, donde se lo intimida a que “en forma inmediata elimine ” de Internet y de las redes sociales la nota titulada “Una tabacalera dudosa ya maneja el 45% del mercado de cigarrillos local”, que publicó en un portal de noticias el 12 de marzo pasado.

La carta documento está firmada por el letrado Gabriel Palmeiro, quien fijó domicilio en el estudio que comparte con su socio Maximiliano Rusconi, algunos de cuyos principales clientes fueron Cristina Kirchner, Diego Lagomarsino, Lázaro Báez y Julio de Vido, entre otros.

Pablo Otero, más conocido como el “Señor del Tabaco”, quien no sólo administra una de las firmas más rentables y con más crecimiento en los últimos años, en la Argentina. Si no, que se lo puede ver tejiendo relaciones con el poder político, judicial y mediático.

Otero es dueño de la Tabacalera Sarandí, una pyme de origen bonaerense que en los últimos ocho años logró pasar de cubrir el 5% del mercado a más del 30%. En parte porque sus productos son los más baratos del mercado, generando una competencia desleal, como algunas de las empresas del sector han advertido.

Los abogados lo intimaron al periodista Sanguinetti a que también “desista de continuar presentando información carente de toda verdad” sobre Otero “y la empresa que preside”. Y que “se retracte de las «expresiones falaces, agraviantes y acosadoras”.

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) difundió un comunicado solidarizándose con Sanguinetti, a quien «un empresario amenazó con iniciarle una demanda civil y penal en caso de que no se retracte y elimine una publicación».

Además, Sanguinetti “denunció que ha recibido llamados de personas vinculadas a Otero sugiriéndole que no insista en escribir sobre el tema”, sostuvo la entidad de periodistas.

“FOPEA reitera que las amenazas de acciones legales tienen un efecto inhibitorio no sólo sobre el destinatario sino sobre el periodismo en general, con lo cual se deteriora la calidad de la información que recibe la sociedad”. indica el comunicado.

“Cualquier ciudadano, pero aún más los dirigentes políticos, sociales, sindicales y empresariales, tienen la posibilidad de responder y aclarar si una publicación es errónea o confusa sin necesidad de apelar a recursos propios de otro tipo de conflictos y ajenos al ámbito de la información como bien social”, advirtió FOPEA en su mensaje.

Otero y la caída de la Ley Ómnibus

La relación entre el negocio de Otero y la Ley Ómnibus tiene que ver con que esta modificaba el tema impositivo sobre las tabacaleras subiendo en tres puntos el gravamen y permitiendo la intervención del ministerio de Salud como veedor en el tema. Algo que disgustó al empresario por lo que movilizó sus influencias para hacer caer la normativa.

En palabras del propio Milei, el “Señor del Tabaco” fue uno de los que más lobby hizo para que cayera la Ley Bases en el Congreso, echando mano a sus influencias sobre legisladores de las provincias, incluso el diputado salteño de La Libertad Avanza, Carlos Zapata, criticó la iniciativa del mandatario nacional generando una grieta interna en el oficialismo.

Nada más lejos del liberalismo que poner una Gestapo de precios para fiscalizar los precios a los que se debe tributar”, indicó el diputado en declaraciones radiales en medio del acalorado debate de la normativa en la Cámara baja. A eso se sumó que líderes del bloque del PRO como Cristan Ritondo, cercano a Otero, desistiera de apoyar la Ley Bases en el recinto, según informa el medio Clarín.

TE PUEDE INTERESAR