Seguinos en nuestras redes

Mundo

Misa de Pascua: el Papa pidió por la liberación de los prisioneros de Rusia y Ucrania

Además, insistió con la libertad de los rehenes israelíes, la llegada de ayuda humanitaria a Gaza y el cese de la acción bélica en la Franja.

Durante su mensaje de Pascua en la plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa Francisco hizo un llamado por un “intercambio general de todos los prisioneros entre Rusia y Ucrania”, instando al respeto de los principios del derecho internacional. Ante unos 60.000 fieles, el pontífice expresó su deseo de que se lleve a cabo este intercambio en medio de la guerra entre los dos países que ya lleva más de dos años.

El Papa Francisco durante la Misa de Resurreción

El Papa presidió la misa del Domingo de Resurrección en la plaza de San Pedro, mostrando una buena forma física tras haber decidido no participar en el Vía Crucis en el Coliseo de Roma el viernes por razones de salud. Francisco reiteró su llamado a garantizar el acceso de ayudas humanitarias a Gaza y solicitó la rápida liberación de los rehenes secuestrados el pasado 7 de octubre, así como un alto al fuego inmediato en la Franja.

El Vaticano ha mediado en el intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania en los primeros meses de la invasión rusa en Ucrania, aunque posteriormente la misión diplomática se estancó. El Papa nombró al cardenal Matteo Zuppi para llevar a cabo una misión de mediación humanitaria, pero hasta el momento no se han obtenido resultados concretos.

Francisco no estuvo en el vía crucis del viernes para cuidar su salud

En su mensaje, Francisco hizo un llamado a evitar que “los vientos de la guerra soplen cada vez más fuerte en Europa y sobre el Mediterráneo”, destacando que la guerra es siempre un absurdo y una derrota. El pontífice enfatizó que la paz no se construye con armas, sino con gestos de solidaridad y apertura hacia los demás.

¿Visitará el Papa Francisco la Argentina?

El esperado viaje del Sumo Pontífice a Argentina se ve cada vez más condicionado por su estado de salud. Aunque médicamente no se perciben situaciones preocupantes, la acumulación de pequeños percances, como resfríos persistentes y problemas en la rodilla, preocupa a los allegados del Papa. Se considera que su salud es el principal factor que retrasa su visita al país, incluso por encima de las consideraciones políticas y sociales. La gira programada por el sudeste asiático en agosto será crucial para determinar si Francisco estará en condiciones de visitar Argentina antes de que finalice el año.

Javier Milei y el Papa en la visita del presidente al Vaticano

El último Viernes Santo, el Papa sorprendió al no asistir al Vía Crucis en el Coliseo, una decisión que se justificó como medida de precaución para preservar su salud. Sin embargo, esta ausencia llamó la atención y generó especulaciones sobre la comunicación interna en el Vaticano. A pesar de estas preocupaciones, durante las celebraciones de Semana Santa, Francisco se mostró saludable y de buen ánimo.

El historial médico de Jorge Bergoglio revela una serie de intervenciones quirúrgicas y dolencias que han marcado su salud a lo largo de los años. A sus 87 años, el Papa ha experimentado desde operaciones pulmonares hasta problemas en la columna y la rodilla, además de padecer de ciática. A pesar de estos desafíos de salud, Francisco continúa cumpliendo con sus responsabilidades papales y adaptándose a sus limitaciones físicas.

El pronóstico médico reciente indica que el Papa se adapta bien a su edad y a sus dificultades respiratorias, y se espera que continúe su agenda papal en los próximos meses. Sin embargo, su participación en el largo viaje programado para agosto será crucial para determinar la viabilidad de su visita a Argentina. A medida que pasa el tiempo, las posibilidades de su visita se ven disminuidas, lo que genera incertidumbre sobre el futuro de su esperado regreso a su país natal.

TE PUEDE INTERESAR