Seguinos en nuestras redes

Política

El Gobierno busca mediar con Colombia y pide “que las diferencias no afecten la relación”

Luego de que el mandatario argentino calificara al Presidente de Colombia como un “asesino terrorista” y en reacción a su comentario, el jefe de Estado colombiano retirara a su embajador en la Argentina, el vocero presidencial intenta bajar el precio al incidente entre las partes y evitar la ruptura de vínculos con el también Estado latinoamericano.

La tensión entre Colombia y Argentina crece minuto a minuto, luego de que el presidente colombiano, Gustavo Petro, decidiera retirar a su embajador en Argentina y expulsar al diplomático argentino en Colombia. Esta medida responde directamente a los comentarios realizados por el presidente argentino, Javier Milei, quien calificó al premier colombiano de “asesino terrorista” durante una entrevista.

“Mucho no se puede esperar de alguien que era un asesino terrorista”, había declarado Milei en diálogo con el periodista Andrés Oppenheimer, en una entrevista que se transmitirá en su totalidad por CNN, el próximo domingo.

La determinación del Gobierno colombiano venía “cocinándose” luego de conocerse los duros comentarios hechos por el presidente del país del sur en contra de Petro, en un nuevo capítulo del cruce que protagonizan ambos países desde hace cinco meses.

“El Gobierno de la República de Colombia presenta su más enfático rechazo ante las nuevas declaraciones del señor Javier Milei, presidente de Argentina, en contra del presidente Gustavo Petro, en el marco de una entrevista con el medio CNN en Español, el pasado 26 de marzo”, comienza del comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Javier Milei durante el discurso inaugural

De acuerdo con la Cancillería, estas declaraciones “sin fundamento, que se han presentado de manera reiterativa”, afectan de manera significativa las relaciones históricas de amistad entre las dos naciones. Al mismo tiempo que “deterioran las posibilidades de entendimiento y cooperación para el progreso de ambos pueblos”, en lo que podría considerarse una nueva y fuerte crisis en las relaciones diplomáticas.

Y continúa: “El Presidente Milei desconoce e ignora, además, los efectos que sus pasadas declaraciones causaron sobre la relación bilateral, con lo cual demuestra una falta absoluta de interés en mantener una relación respetuosa y productiva entre ambos países. Las palabras del Presidente Milei representan, de nuevo, una ofensa para la dignidad del Presidente y del pueblo de Colombia que lo eligió de manera legítima y democrática”.

Declaraciones amables y un primer intento de bajar el tono

Este miércoles, el vocero presidencial, Manuel Adorni, se refirió al conflicto iniciado por el mandatario local: “Apelamos a que las diferencias entre Javier Milei y Gustavo Petro no afecten las relaciones”, expresó el funcionario, luego de la expulsión en ese país de diplomáticos de la Argentina.

“La posición de Milei siempre fue la misma, siempre se refirió al pasado de Petro, confirmó lo que dijo varias veces sobre él”, y buscó bajar la tensión al conflicto: “Siempre apelamos a que las diferencias, de una distancia abismal entre la ideología de Petro y la de Milei, no afecten la relación entre los pueblos”.

 

 

TE PUEDE INTERESAR