Seguinos en nuestras redes

Economía

La pobreza infantil aumentó y alcanzó al 58,4% de los niños menores de 14 años del país

Según los datos relevados por el Indec, 5,8 millones de niños menores de 14 años se encuentran en situación de pobreza y casi 2 millones se encuentran bajo la línea de la indigencia.

En un contexto de creciente desigualdad y dificultades económicas, Argentina enfrenta una realidad sombría que golpea con más fuerza a su población infantil. Según datos recientes del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), casi seis de cada diez niños en el país sufren de pobreza, lo que equivale a aproximadamente 5,8 millones de menores en condiciones de vulnerabilidad extrema.

Este incremento de 4,2 puntos porcentuales, en comparación con el 54,2% registrado en el segundo semestre de 2022, señala no solo un empeoramiento en la calidad de vida de estos niños, sino también el crecimiento de un problema estructural que el país lucha por resolver. 

La pobreza extrema o indigencia, que afecta a aquellos que no pueden cubrir ni siquiera sus necesidades básicas alimentarias, también ha visto un aumento alarmante, afectando al 18,9% de los niños, representando casi 2 millones de menores.

De acuerdo al último censo realizado por Nación, en Argentina hay 10.079.357 personas que tienen 14 años o menos. Entre ellas, destaca el Indec, el 58,4% sobre pobres. Eso quiere decir que en todo el país hay un total de 5.886.344 niños que viven en hogares (particulares o colectivos) donde no se gana lo suficiente para cubrir el costo de una canasta básica.

En tanto, hay 1.904.998 niños que se encuentran en situación de indigencia, por lo que su situación alimenticia es insuficiente.

En términos generales, el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza alcanzó el 31,8% en el segundo semestre del 2023; en ellos reside el 41,7% de las personas. Dentro de este conjunto se distingue un 8,7% de hogares por debajo de la línea de indigencia, que incluyen al 11,9% de las personas.

Ahora bien, el análisis por grupos etarios demuestra que los menores de 14 años son los más golpeados por esta realidad, en contraste con segmentos de mayor edad que, aunque también afectados, presentan tasas de pobreza e indigencia significativamente menores. 

La población de 15 a 29 años registra un índice de pobreza del 47% y un nivel de indigencia que alcanza el 13,5%. Por su parte, quienes tienen entre 30 y 64 años tienen 36,8% de pobreza y 10,1% de indigencia. Finalmente, entre los mayores de 65 años, el nivel de pobreza es de 17,6% y el de indigencia es de 2,6%.

Estas cifras no solo exponen la magnitud del desafío que enfrenta Argentina para revertir la tendencia de la pobreza infantil, sino que también subrayan la urgencia de implementar políticas públicas enfocadas en proteger a los más jóvenes

TE PUEDE INTERESAR