Seguinos en nuestras redes

Sindical

Empresas de transporte le responden al Gobierno por la quita de subsidios a colectivos del AMBA

Desde la Asociación Argentina de Empresarios Automotor calificaron la medida como una “bajeza” y aseguraron que “es una represalia porque hay subsidios impagos”.

En medio del conflicto salarial entre las empresas de colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el ministro de Economía, Luis Caputo, desde la Asociación Argentina de Empresarios Automotor (Aaeta) respondieron al gobierno de Javier Milei luego de que se confirmara la quita de subsidios a 1637 colectivos“Es una bajeza la actitud que tomaron. Es una represalia porque hay subsidios impagos equivalentes a $50.000 millones”, aseguran desde el sector.

La disputa por los subsidios en el AMBA se intensificó debido al atraso en las paritarias y a cálculos de costos que, según las empresas, son erróneos e irregulares. Manuel Adorni, vocero presidencial, anunció la decisión de quitar el subsidio a más de 1600 colectivos, lo que supone un ahorro mensual de $6200 millones. 

Durante su habitual conferencia de prensa, el viernes pasado, Adorni señaló que la medida se tomó “a partir de un estudio que determinó graves irregularidades” en la asignación de subsidios. Y aseguró: “Se desmantela un grifo de derroche, ineficiencia y oscuridad”.

El vocero explicó que “el Estado repartía subsidios para un parque automotor de 18.300 colectivos pero nunca se controló si esta era la cantidad que transitaba por el AMBA”. En ese sentido, afirmó que “se subsidiaba una oferta inexistente y tampoco se controlaba si esa cantidad era la necesaria o si la flota era la adecuada”.

Sin embargo, desde Aaeta negaron que los coches fueran “fantasma” y explicaron que los 1637 vehículos identificados como parados, en realidad, “están rotos” o “en el taller” recibiendo reparaciones. 

En esta línea, el vicepresidente de Aaeta, Luciano Fusaro, detalló: “El Gobierno tiene que calcular bien los costos y obligar a que funcionen esos coches. Esos $6200 millones es el 4% del costo real reconocido, que son $150 mil millones, y a nosotros el Estado nos debe $50.000 millones por mes. Al calibrar los costos, el Gobierno se encontró con varias diferencias y decidió corregir la que más le convenía. Pero hay $50.000 millones que a nosotros no nos reconocieron”.

Incluso, desde el sector llaman a quitar la totalidad de los subsidios en el AMBA y que se financie la demanda, así las empresas pueden recibir el costo real del boleto, que rondaría los $1000.

“El Estado es quien decide que en el AMBA se cobre una de las tarifas más baratas de la Argentina, ofreciendo a cambio subsidios que no reflejan los costos reales, y que luego se pagan con demora, ocasionando perjuicio en el servicio, razón por la cual el usuario percibe menos colectivos en la calle desde hace un tiempo”, dice el comunicado de Aaeta.

A su vez, piden que “se deje de subsidiar empresas y en su lugar se subsidie al pasajero, o se cobren tarifas acordes a la realidad, como en otros lugares del país”.

TE PUEDE INTERESAR