Seguinos en nuestras redes

Notas de Opinión

Los narcos se adueñaron de Rosario porque los políticos miraron para otro lado

Desde el regreso de la democracia, Santa Fe fue gobernada por socialistas, peronistas y radicales. Fue todo el sistema el responsable. Nadie pudo -o nadie quiso- hacer nada.

Columna originalmente publicada en TN.com

Pablo Escobar Gaviria dijo alguna vez: “Todos los imperios son creados con sangre y fuego”. Si no lo frenamos a tiempo, Rosario puede ser solo el comienzo. Si no lo frenamos ya, este cáncer se puede diseminar por todo el país, por cada provincia y cada ciudad.

Sergio Berni llegó a decir que el narcotráfico se resolvía en 15 días. Esto lo dijo hace exactamente un año. “El narco se revierte en 15 días”, dijo.

Así está hoy Rosario: no hay clases, ni colectivos, ni recolección de basura, ni taxis. No cargan nafta de noche y los hospitales atienden solo urgencias. Son escenas de una ciudad fantasma, de una película de terror.

Luego, tuvimos al Ministro de Seguridad del kirchnerismo, Aníbal Fernández, diciendo livianamente: “Los narcos han ganado”. Frase premonitoria. Los narcos han ganado. ¿Por qué? Porque el Estado nunca dio la batalla, porque durante los últimos 20 años el Estado se corrió del territorio, porque le regalaron el monopolio de la violencia a los narcos.

El asesinato del playero: 10 segundos de terror narco en Rosario

Fíjate la tranquilidad con la que el sicario asesinó al playero. Este video resume todo en 10 segundos.

Estás trabajando, tranquilo, silbando, relajado y de pronto, viene un sicario y de la nada te mete un tiro en la cabeza y todo se termina. ¿Qué buscan infundir? El miedo, el terror, el pánico. La idea de que ellos dominan completamente tu vida.

Maquiavelo dice: “El que controla el miedo de la gente, se convierte en amo de sus almas”. Por eso, no son solamente narcos, son terroristas. Buscan infundir el terror para dominar la situación.

Te recuerdo que también partimos de un presidente que supo decir: “Che… algo hay que hacer con Rosario”. Menos mal. Algo habrá que hacer porque los rosarinos son argentinos. Esto tuvimos como presidente durante cuatro años.

Ese día Rosario amaneció con el supermercado de la familia Messi-Roccuzzo baleado con 14 tiros en la puerta. Y también una amenaza que decía: “Messi, te estamos esperando. Javkin también es narco, no te va a cuidar”. Traducción: “Argentina, sos nuestra. Hacemos lo que queremos. Le tocamos la cola a Messi. Somos los dueños del territorio. Si querés arreglar, ponela”.

¿Sabés cómo terminó el año pasado? Rosario se transformó en la ciudad más sangrienta de la Argentina: 259 homicidios dolosos durante 2023. Rosario quintuplicó la tasa de homicidios nacional. 22 homicidios cada 100.000 habitantes. Promedio del país: 4.2 homicidios cada 100.000 habitantes. Y un dato más: el 76% de los asesinatos en Rosario ocurrieron en la vía pública. O sea, en la vereda, en la villa, en la parada, en la estación, en el taller, en la calle.

Te recuerdo, también, que Aníbal Fernández llegó a decir el año pasado que el gobernador de Santa Fe resuelva el tema “con su policía”. Estuvimos en manos de improvisados, en manos de gente que jugó para los narcos. “Arreglate vos, hermano”. “Ahora no puedo”. “Estoy jugando al Candy Crush”.

¿Qué generó esta desidia, esta negligencia, esta pasividad o esta complicidad? Que los sicarios sean literalmente los dueños de la Argentina. Dos frases impresionantes. La primera: “Robar es un pasatiempo”. La segunda: “Me cargué 5 conejos”. Animalizan a los seres humanos para no tener culpa. Desprecian la vida. ¿Por qué? Porque la basura del paco les limó la cabeza.

Esto es muy importante. Durante 20 años la hegemonía cultural populista dictó que drogarse estaba bien. Durante 20 años nos dijeron que la droga era algo “cool” en la Argentina. Hubo gente en el prime time de la televisión que llegó a decir que si no te habías drogado a determinada edad eras un “nabo”. Qué capo; qué cool; qué transgresor; que progre; si no te drogás sos un careta, sos un ortiba, sos un amargo; sos un nabo. Bueno, esta bajada de línea filosófica, moral, progreberreta contaminó muy feo la mente de los argentinos. Hace 20 años nos vienen diciendo que la droga no es tan mala. Y acá estamos. Hace 20 años que el populismo nos viene diciendo que “salir de caño” no es tan malo. El populismo hace 20 años sostiene una cultura protodelincuencial. Si sos pobre, podés chorear. Si sos cartonero, podés salir de caño. El chorro es una pobre víctima excluida de la sociedad.

Te recuerdo que tenemos una diputada nacional como Natalia Zaracho que dice que si no tenés un techo y una cama calentita, se puede ser delincuente. A esto me refiero con la hegemonía cultural que instaló el kirchnerismo. La reivindicación de la delincuencia.

Ahora estamos atrapados en una ciudad narco que amenaza con expandirse por toda la Argentina. Fijate la amenaza que hicieron los narcos: “Preparen los cajones para los pibes”.

Imposible vivir de esta manera. Con miedo a que maten a tus hijos.

¿Qué dijo hoy el presidente Milei al respecto? Primero: está muy bien que mande al Ejército para ayudar contra el narco. Segundo: no me parece que sea un tema de “socialismo”. En los 40 años de democracia, Santa Fe estuvo gobernada 28 años por el PJ.

4 años de José María Vernet (1983-1987), 4 años de Víctor Reviglio (1987-1991), 8 años de Carlos Reutemann (1991-1995 y 1999-2003), 8 años de Jorge Obeid (1995-1999 y 2003-2007), 4 años de Omar Perotti (2019-2023).

En todo caso, fue todo el sistema político el que miró para otro lado: el socialismo, el peronismo y el radicalismo. Nadie pudo hacer nada. O nadie quiso hacer nada.

Recién ahora Patricia Bullrich parece haber prendido los motores. Veamos los números que dio este lunes:

Operativos 2024 en Rosario: 218.000 personas controladas, 147 detenidos, 110.620 vehículos controlados, 139 detenidos, 59.418 motos controladas, 603 retenciones. ¿Alcanza con esto? Claramente no.

¿Qué hizo el famoso Bukele en El Salvador? Dio un golpe de efecto bestial metiendo a todos los integrantes de las maras presos. ¿Qué pasó con los homicidios en El Salvador?

Homicidios en El Salvador: 2015: 6656, 2016: 5280, 2017: 3962, 2018: 3346, 2019: 2398, 2020: 1341, 2021: 1147, 2022: 495, 2023: 154.

¿Qué pasó mientras tanto en Argentina? Teníamos un presidente que decía que meter presos a los delincuentes era “inhumano”. ¿Sabés por qué dijeron estas cosas? Porque los políticos nunca tuvieron miedo. ¿Cómo es la vida de un político en Argentina?

Lo venimos diciendo. Custodios, Choferes, Secretarias, Autos de lujo, Helicópteros, Asesores.

No tienen calle. No tienen tacto. No tienen realidad. No saben lo que pasa. Larreta ayer en Twitter puso: “Todos somos Pullaro”. No, amigo. Todos somos las familias de las víctimas del narcotráfico. ¿Cómo puede ser que no la vean?

Los políticos piensan todo en clave política. Nadie piensa en Pullaro o Reutemann o Perotti. Acá la que se jode es la gente.

Es como Cristina peleándose con Milei por Twitter por el sueldo del presidente: “Lo hacía más valiente Presidente. Resulta que se descubre que usted y sus funcionarios se aumentaron el sueldo un 48% ¿Y no se le ocurre mejor excusa que echarme la culpa a mí, por un decreto que firmé hace 14 años? Mejor ni le digo a quién me hace acordar, con esto de echarle la culpa a una mujer. Más casta y menos original no se consigue”.

Cristina Kirchner, la reina de la hipocresía. La misma que cobra dos pensiones vitalicias por $14.548.836. La misma que cobra 142 jubilaciones mínimas. La misma que cobra 346 asignaciones universales por hijo. Esa misma se queja del salario presidencial. Es como si de golpe se quejara del narcotráfico.

Por eso digo, con el mayor de los respetos, que esta gente que destruyó el país debería llamarse a un decoroso silencio porque el daño que hicieron es total. Los narcos no entraron solos. Los narcos están acá porque se lo permitieron.

 

TE PUEDE INTERESAR