Seguinos en nuestras redes

Policiales

Rosario: el Gobierno convocó a policías retirados para custodiar escuelas y hospitales

El Ministerio de Seguridad y Justicia de Santa Fe realizó una convocatoria para aquellos efectivos retirados que cumplan con los nuevos requisitos de la Ley de emergencia en Seguridad.

En el marco del megaoperativo de seguridad lanzado en Rosario, que incluyó el despliegue de fuerzas de seguridad federales, el Ministerio de Seguridad y Justicia de Santa Fe lanzó una convocatoria para reincorporar a policías retirados.

A través de las redes sociales de la Gobernación, se informó: “Convocatoria a Personal Retirado de la Policía. Se abre la convocatoria para ser incorporado en funciones de custodia de escuelas, hospitales y otras instituciones públicas de Rosario”.

Para inscribirse, los interesados deberán hacerlo de manera presencial en el Ministerio de Justicia y Seguridad, situado en calle Santa Fe 1950, 1° piso, de Rosario. “Todo interesado que desee verter su voluntad de reincorporación, deberá tener presente lo reglado por la Ley 14.237 (Ley de emergencia en Seguridad)”, cierra la convocatoria.

De acuerdo a las autoridades, los interesados que cumplan los requisitos legales deberán presentarse con una fotocopia simple del D.N.I.; foja de servicios, con indicación del año de retiro; constancia de CUIL; indicación del cargo al momento del retiro; último recibo de sueldo; y formulario de solicitud de incorporación.

Cabe destacar que el formulario firmado revestirá como Declaración Jurada. Asimismo, el comunicado informa que “el proceso de solicitud deberá realizarse de lunes a viernes de 7 a 16 hs, en Santa Fe 1950 / Subsuelo / oficina 4. A cargo de la Dra. Jesica Braconi”.

Por último, según la reciente Ley de emergencia en Seguridad, se aclara que “en ningún caso puede reintegrarse al servicio a personal de la Policía de la Provincia o del Servicio Penitenciario que haya sido exonerado de la fuerza policial o de la Administración Pública Provincial y/o Nacional, o se encuentre con auto de procesamiento en causas vinculadas con delitos de lesa humanidad o condenado en causa penal, aun cuando hubiese cumplido la totalidad de la pena”.

La situación en Rosario es alarmante, con la ciudad paralizada y sumida en el miedo luego del asesinato del chofer de la línea K. No hay clases en la educación pública ni privada, no hay transporte público, y los taxistas también pararon en solidaridad con el conductor asesinado.

A su vez, esta parálisis que sufre la ciudad se extendió a otros rubros que no habían quedado bajo la amenaza narco que generó estupor en una sociedad que, incluso, tuvo miedo de salir a protestar a la calle y solo lo hizo a través de cacerolazos en los balcones.

Sectores clave como recolectores de residuos también se paralizaron ante el temor a recibir un ataque de sicarios, particularmente en este caso ya que el gremio figuraba entre los rubros amenazados que habían aparecido durante el fin de semana en la bandera que apareció colgada en un estratégico puente sobre la avenida circunvalación.

“Pullaro y Cococcioni se metieron con nuestros familiares. Van a seguir las muertes de inocentes, taxistas, colectiveros, basureros y comerciantes”, se leía en la bandera que anticipó el crimen del playero.

De igual manera ocurrió con el sector perteneciente al abastecimiento de alimentos. Los camiones que abastecen a los supermercados y que reponen las mercaderías en los principales mercados hoy tampoco salieron a la calle, lo que indudablemente repercutirá en la propia provisión de alimentos de la ciudad de Rosario.

TE PUEDE INTERESAR