Seguinos en nuestras redes

Economía

El Gobierno descartó renovar el fondo docente a las provincias pero prometió habilitar las obras públicas

El secretario de Hacienda se reunió con los ministros provinciales para discutir los fondos discrecionales y un posible acceso a préstamos internacionales para proyectos de infraestructura.

El Ministerio de Economía se comprometió a analizar la posibilidad de permitir a los gobernadores de las provincias la toma directa de préstamos de organismos internacionales para proyectos de obra pública, sin necesidad de intervención del Poder Ejecutivo nacional. Sin embargo, descartó la posibilidad de reanudar el envío del fondo complementario salarial docente.

Estas fueron algunas de las conclusiones de la reunión que tuvieron este miércoles por la tarde los ministros de economía de las provincias tras un encuentro con el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, responsable de las cuentas fiscales nacionales. 

La discusión sobre un mecanismo para aumentar los envíos de coparticipación a las provincias se mantiene pendiente y se espera que se retome con mayor fuerza cuando los gobernadores se reúnan directamente con la Casa Rosada en las próximas horas.

En el noveno piso del Palacio de Hacienda, Guberman recibió a ministros de hacienda y finanzas de todas las jurisdicciones, incluyendo las provincias y la Ciudad de Buenos Aires. Entre los presentes estuvieron Gustavo Arengo de la Ciudad de Buenos Aires, Pablo López de la provincia de Buenos Aires, Pablo Olivares de Santa Fe, Guillermo Acosta de Córdoba, Víctor Fayad de Mendoza, Marcelo Rivas Piacentini de Corrientes, Adolfo Safrán de Misiones y Atilio Chara de Santiago del Estero, entre otros.

Después de la reunión, varios ministros expresaron en diálogo con Infobae que se fueron del Palacio de Hacienda “con gusto a poco”, aunque reconocieron que el secretario de Hacienda fue sincero al aclarar qué aspectos están definidos en la conducción económica nacional y cuáles no. 

La mayor parte de la reunión, que duró dos horas, se dedicó a los problemas fiscales que enfrentan las provincias debido a la reducción de las transferencias no automáticas desde el gobierno nacional y la disminución de los envíos de coparticipación debido a la caída de la actividad económica.

En términos generales, hubo tres reclamos principales de parte de los representantes de los gobernadores hacia el funcionario de Luis Caputo: la renovación del Fonid, el fondo establecido por ley mediante el cual la Casa Rosada paga una parte del salario de los docentes y que las provincias deben financiar; los envíos para las cajas jubilatorias que no fueron transferidas a ANSES (13 jurisdicciones se encuentran en esta situación); y el acceso de algunas provincias a préstamos internacionales para financiar proyectos de infraestructura.

En cuanto al primer punto, los ministros provinciales quedaron con la certeza de que no se autorizarán transferencias de ese tipo. La ley que obligaba a la Nación a realizar esos envíos de complemento salarial a las provincias no fue renovada en 2024 y la Casa Rosada no continuará con ese fondo docente. Según comentaron participantes de la reunión, esta fue la preocupación más recurrente entre los representantes de los gobernadores.

En relación a la obra pública, la Nación ha casi congelado las transferencias de capital a las provincias y anunció que realizará una auditoría para evaluar en qué estado se encuentran los proyectos de infraestructura en ejecución y decidir cuáles podrán continuar y cuáles no. Hace casi un mes, Caputo ya había adelantado a empresarios del sector que llevaría a cabo esa auditoría, aunque la fecha exacta de finalización aún no está clara.

Por otro lado, algunas provincias propusieron la posibilidad de acceder de manera directa y sin intervención de la Casa Rosada a préstamos de organismos internacionales de crédito, como el BID, el Banco Mundial, el BIRF o la CAF, que tienen carteras de inversión significativas para Argentina. Actualmente, las provincias pueden obtener financiamiento de este tipo, pero la Nación actúa como garante.

Un grupo de ministros propuso que aquellas provincias con finanzas ordenadas y bajos niveles de endeudamiento, según una fórmula determinada por el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal que supervisa las finanzas provinciales, puedan acceder directamente a ese financiamiento. Guberman se comprometió a analizarlo, pero no dio una respuesta definitiva sobre si se autorizará esa vía. Según trascendió, en el Ministerio de Economía se contempla la posibilidad de “reasignar” préstamos, originalmente destinados a obra pública, hacia gastos sociales.

Durante la reunión también se discutieron otras transferencias que no forman parte de la coparticipación, es decir, no son automáticas, como los subsidios al transporte público, que la Secretaría de Transporte decidió recortar.

Sin embargo, algunas discusiones más estructurales no tuvieron cabida en la reunión de ministros provinciales y Hacienda nacional. Estos temas serán debatidos entre los gobernadores y los ministros designados por la Casa Rosada para liderar la negociación de una nueva Ley Ómnibus, a cambio de un alivio fiscal para las provincias.

TE PUEDE INTERESAR