Seguinos en nuestras redes

Política

Se presentó en la Justicia una pareja de punteros que se quedaba con plata de “ñoquis” del senado bonaerense

Se trata de María Josefina Ortellado y Hugo Muguerza, los nuevos “Chocolates” que fueron filmados con 39 tarjetas de débito sacando dinero de los cajeros del Banco Provincia.

Aunque el nombre María Josefina Ortellado es poco conocido, su rostro es reconocible por aparecer en múltiples videos de cámaras de seguridad de varias sucursales del Banco Provincia. Esto se debe a que se trata de la primera mujer involucrada en el caso de desvío de fondos públicos conocido como “chocolate”. Junto a su pareja, el dirigente radical Hugo Muguerza, están en el centro de un escándalo por el uso fraudulento de tarjetas de débito de “ñoquis” del Senado bonaerense. 

Este viernes, la pareja se presentó ante la fiscal Betina Lacki y el juez de Garantías Guillermo Federico Atencio, quienes investigan el caso que involucra a Claudio y Facundo Albini, junto a Julio “Chocolate” Rigau, como presuntos miembros de una asociación ilícita dedicada al desvío de fondos del Estado provincial.

Tanto Ortellado como Muguerza presentaron escritos judiciales con dos objetivos. En primer lugar, designar a un abogado defensor, Javier Marcelo Percow. En segundo lugar, ponerse a disposición de la Justicia para reducir los riesgos de una posible orden de detención.

Además, junto al escrito, Muguerza presentó un certificado del Hospital Español de La Plata, firmado por el médico Claudio Pérez Irigoyen, quien precisó que el puntero bajo sospecha se encuentra enfermo de cáncer y que afrontó una compleja intervención quirúrgica el 8 de este mes.

Muguerza, militante del partido radical desde hace décadas, llegó a ser concejal suplente en los ’80 y subsecretario de Ambiente durante la gestión de Julio Garro. Estableció fuertes vínculos con el PRO en los últimos años; entre ellos, como parte del sistema de recaudación en el que participó junto a Ortellado, su pareja actual.

Por su parte, Ortellado, empleada municipal en La Plata, también es adjudicataria de un inmueble construido por el Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires en las afueras de esta ciudad, aunque indicó en su escrito judicial que su domicilio real es otro.

Aunque desde el radicalismo platense buscaron despegarse de Muguerza durante los últimos días, como también buscaron desvincularse de sus actividades, su paso por las cámaras del Banco Provincia quedaron inmortalizadas. De hecho, en ese mismo lugar coincidió con “Chocolate” Rigau durante tres madrugadas de agosto y septiembre pasado, mientras extraían fondos de tarjetas de débito de “ñoquis” de las cámaras de Diputados y Senadores bonaerenses.

Esos videos muestran que “Chocolate” Rigau y Muguerza se conocían, se saludaron y hasta cruzaron sonrisas, mientras que el primero extraía fondos que podrían financiar las actividades del Frente Renovador –y, por extensión, de Unión por la Patria–, y que el segundo, junto a su pareja, de Pro o la UCR –y, por ende, de Juntos por el Cambio–.

Las coincidencias entre Rigau, Muguerza y Ortellado van más allá. Entre otros motivos, porque el abogado que ahora representa a Muguerza y Ortellado integra el estudio jurídico de Alfredo Gascón, defensor, a su vez, de “Chocolate” Rigau.

La fiscal Lacki ha citado a declarar a los titulares de las 39 tarjetas de débito bajo sospecha que utilizaron Muguerza y Ortellado. Su objetivo es que alguno rompa el silencio y los identifique, a diferencia de lo que ocurrió con los 48 titulares de las tarjetas de ñoquis de la Legislatura bonaerense que tenía “Chocolate” Rigau cuando fue detenido. Solo uno de ellos se abrió de la coartada común, pero con olvidos llamativos.

Por ahora, ni Muguerza ni Ortellado han brindado declaraciones públicas en las últimas semanas. Tampoco ha respondido Marcelo Elías, un interlocutor asiduo de ambos, quien se desempeña como secretario administrativo de Pro en el Senado bonaerense.

Muguerza, cercano al fallecido dirigente radical Javier Quinterno, también tiene vínculos con Roberto Licursi. Aunque desde el radicalismo insisten en que Muguerza se acercó al PRO en los últimos años.

Por lo pronto, entre los 38 titulares de las tarjetas de débito que Muguerza operó en varias sucursales del Banco Provincia, figuran dos mujeres con su apellido y otra de apellido Licursi, según surge de los registros que el Bapro presentó ante la Justicia platense. Son Nadia (33 años) y Laura (44) Muguerza, y María Romina Licursi (35).

La fiscal Lacki ahora debe decidir si cita a declarar a Muguerza y Ortellado o si continúa con los titulares de las tarjetas de débito que utilizó la pareja para desviar al menos $300 millones durante los últimos años.

TE PUEDE INTERESAR