Seguinos en nuestras redes

Deportes

Argentina, de luto: falleció Tula, el famoso hincha de la Selección

Perdió la vida a sus 83 años luego de estar una semana internado en una clínica de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

La jornada de miércoles trajo una muy triste noticia para el fútbol local: Carlos Pascual, el reconcido fanático de Rosario Central y la Selección Argentina, perdió la vida a sus 83 años.

Según informó TN, El Tula, como se lo conocía habitualmente, llevaba una semana internado en una clínica de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luchando contra una grave enfermadad que arrastraba hace tiempo.

Publicidad

Se hizo famoso por su forma de tocar el bombo, viajó por todas partes del mundo y tuvo su broche de oro al ser el encargado de recibir el premio The Best a la mejor hinchada del mundo que ganaron todos los argentinos a raíz de lo ocurrido en el Mundial de Qatar 2022.

Dese el Mundial de 1974, se hizo presente alentando a la Albiceleste en todos los partidos mundialistas y también en cada Copa América que se disputó, quedando en la historia por su fidelidad para el país que tanto amó.

Quedará grabada en la memoria de todos su declaración en la ceremonia The Best, luego de recibir el premio en nombre de todos los argentinos: “A esta altura, a los 82 años, estuve en todos lados. Soy pobre, pero viajé por todo el mundo. Soy un hincha más que vengo a representar a los miles de argentinos que estuvimos alentando a nuestra querida Selección y a los millones que festejaron el triunfo. Argentina estaba triste y nos dieron una alegría inmensa”, sostuvo en aquel momento.

Publicidad

Claudio Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), fue uno de los tantos que lo despidió con un emotivo mensaje en las redes sociales: “Nunca nos vamos a olvidar. Hasta siempre, Tula”, escribió.

Publicidad

Publicidad

Sin dudas, no será recordado como un hincha más. Supo ganarse su lugar en el museo de FIFA y el respeto de cada uno de los argentinos. ¡Hasta siempre, Tula!

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR