Seguinos en nuestras redes

Política

El hermano del ministro Cúneo Libarona defiende a Alperovich en el caso por abuso sexual

El exsenador y tres veces gobernador de Tucumán, está acusado de nueve casos de abuso sexual contra su sobrina y una exasistente.

Este lunes, comenzó el juicio oral contra el ex gobernador de Tucumán José Alperovich, acusado de abuso sexual y violación contra su exsecretaria. En total, se lo acusa de nueve hechos. 

La es investigada por un juez ultra K, Juan María Ramos Padilla y recibe el patrocinio legal del estudio jurídico del actual ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona.

En 2022, Ramos Padilla convocó a través de sus redes sociales a una “pueblada” para presionar al Tribunal que entiende en la causa Vialidad, en la que se encontraba procesada Cristina Kirchner, por la que fue condenada a la pena de seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos.

Publicidad

En el juicio, Alperovich deberá responder por tres casos de abuso sexual, dos de ellos en grado de tentativa, y seis casos de violencia sexual agravada por acceso carnal, de acuerdo con lo establecido por la investigación judicial en base a las denuncias por los ataques ocurridos entre 2017 y 2018, en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Tucumán.

En septiembre de 2023, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 35 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires elevó a juicio oral la causa contra el exgobernador de Tucumán y estableció el 5 de febrero como fecha de inicio del debate que será público.

La primera jornada

A las 11:35 de este lunes, el juez Juan Ramos Padilla declaró abierto el debate e invitó a Alperovich a declarar en indagatoria: “Sí, señor juez, pero mis abogados me piden que posterguen la declaración para el final”.

Publicidad

“Le pido autorización a usted. Sé que todos dirán lo mismo, pero yo quiero decirle, señor juez, que tengo 68 años, 11 nietos, 4 hijos, y quiero la verdad porque esto me mató. Con todo el respeto que le tengo al Poder Judicial, quiero la verdad y le pido que preste atención, señor juez, si puede, o el señor fiscal, a todas las pruebas”, afirmó Alperovich.

Luego, el exmandatario provincial se declaró como empresario, al hablar de su actividad, y aseguró que tiene “una concesionaria de autos, una empresa agrícola y una inmobiliaria”. A pedido de la fiscalía sobre su nivel de ingresos, dijo que retira “5 millones de pesos por mes de esos emprendimientos”.

En sus indagatorias, dijo: “No abusé de FL”. Desmintió un vínculo familiar con la víctima y describió la relación laboral, en donde la joven se encargaba de manejar agenda y dinero. “Señor juez, claramente no había sumisión. Había un empoderamiento”, aseguró, y agregó: “Es falso que yo buscara deliberadamente estar a solas con ella, para supuestamente atacarla”.

Publicidad

“Me encantaría que FL no haya borrado los mensajes” que ella me mandaba. “Al igual que ella, yo también quiero la verdad. De los 15 meses que trabajo conmigo, jamás le pague nada. Si ella tenía un trabajo de por vida (en el ministerio de gobierno de Tucumán), por qué no regresó a su trabajo en el ministerio, si había sido violada y abusada. Había mucha gente que estaba conmigo”. Según detalló, el ex gobernador de Tucumán, Juan Manzur, cuando se volvió un adversario, ordenó que los empleados volvieran a trabajar y él les ordenó a todos sus colaboradores regresar porque eran planta permanente. “Todos volvieron a su cargo menos FL. Si yo la sometía y humillaba, por qué no volvió a su trabajo”, expresó Alperovich.

Y continuó: “Señor juez, FL no tenía personalidad sumisa. Tenía una fuerte personalidad, Para manejar lo que manejaba, lo necesita porque sino dura nada en ese cargo. Usted le pidió que presente el teléfono y no lo entrego. FL reseteó dos veces el teléfono. Sería hermoso que usted entre a la nube y logre recuperar los mensajes. Si fue abusada, por qué borró el teléfono”.

El expediente se inició cuando la joven denunció los hechos a fines de 2019, mientras se desempeñaba como asistente de Alperovich en el Senado de la Nación, de donde el tucumano fue apartado: tomó licencias y tiempo después fue suspendido.

Publicidad

Alerta ante la defensa

Diferentes organizaciones feministas expresaron su apoyo a la “denunciante que logró llegar a esta instancia después de haber esperado durante 5 años respuestas por parte del Poder Judicial”.

“Nos mantenemos alertas ante los posibles ataques y revictimización por parte del acusado a través de su defensa o del uso de los medios de comunicación para avanzar sobre la integridad física y psíquica de la denunciante”, agregó el comunicado difundido a través de redes sociales.

Pero, en otro punto de la publicación, expresaron su preocupación por la cercanía existente entre Mariano Cuneo Liberona, actual ministro de Justicia y el acusado.

Publicidad

Matías Cúneo Libarona, hermano de Mariano Cúneo Libarona, actual ministro de Justicia.

“También estaremos atentas a cualquier maniobra de impunidad en tanto el actual ministro de Justicia de la Nación, Mariano Cúneo Libarona, hasta hace unos meses era su abogado y hoy la defensa (de Alperovich) continúa a cargo de su estudio jurídico”. La foto de Alperovich brindando en un restaurante después de estar en el banquillo de los acusados, la foto que se hizo viral en las redes.

Después de su declaración en el juicio, el exgobernador cenó en un conocido restaurante de la Ciudad de Buenos Aires. La foto se hizo viral al instante, no sólo por la imagen del ex mandatario en un ostentoso restó, sino por quien lo acompañaba en la mesa.

Uno de los mensajes más virales apuntó a que Alperovich estaba cenando junto a su abogado defensor, Matías Cúneo Libarona, que es el hermano del actual ministro de Justicia Mariano Cúneo Libarona, quien aún no expresó su apoyo a las víctimas desde que es funcionario nacional.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR