Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo contrarrestar la pérdida de colágeno por la edad

Adoptar ciertos hábitos en tu rutina diaria ayuda a mantener la salud y vitalidad de tu piel y tejidos conectivos a medida que envejecés

La pérdida de colágeno va ligada a hacerse mayor, por lo que es un proceso imposible de detener. Sin embargo, podés prevenirla en cierta medida, al menos en forma prematura. Para ello, lo mejor es cambiar de hábitos y llevar una vida lo más saludable posible, destacando el cuidado de la piel.

El colágeno es una proteína fundamental en el cuerpo, responsable de mantener la integridad estructural de la piel, huesos, músculos y otros tejidos conectivos. A medida que envejecés, la producción natural de colágeno disminuye, lo que puede llevar a la pérdida de elasticidad y firmeza en la piel, así como a otros problemas de salud.

La exposición excesiva al sol es uno de los principales factores que contribuyen a la pérdida prematura. Los rayos UV dañan las fibras de colágeno, lo que lleva a la formación de arrugas y a la pérdida de elasticidad. Para prevenir esto, usá protector solar contra los rayos UVA y UVB todos los días, incluso cuando está nublado. Usá ropa que cubra la piel expuesta cuando estés al sol. Sombreros de ala ancha y ropa con protección UV son opciones efectivas.

La alimentación desempeña un papel crucial en la producción y preservación del colágeno. Incorporá alimentos que fomenten su síntesis:

– Alimentos ricos en Vitamina C: frutas cítricas, frutillas, pimientos y brócoli son ricos en vitamina C, esencial para la producción de colágeno.

– Proteínas magras: carnes magras, pescado, huevos y legumbres proporcionan aminoácidos necesarios para la síntesis de colágeno.

Alimentos con antioxidantes: frutos rojos, nueces y verduras de hojas verdes contienen antioxidantes que protegen el colágeno de los daños causados por los radicales libres.

La hidratación adecuada es crucial para la salud de la piel y la producción de colágeno. Asegurate de:

– Beber suficiente agua: mantené una ingesta adecuada de agua para mantener la piel hidratada y favorecer la producción de colágeno.

– Incorporar alimentos hidratantes: consumí frutas y verduras con alto contenido de agua, como sandía, pepino y apio.

El consumo de alcohol y tabaco puede acelerar la pérdida de colágeno y contribuir al envejecimiento prematuro de la piel. Para eso:

– Limitá el consumo de alcohol: para evitar el daño colágeno y mantener la hidratación de la piel.

– Dejá de fumar: el tabaco reduce la producción de colágeno y daña las fibras existentes.

Fuente: Belleza

TE PUEDE INTERESAR