Seguinos en nuestras redes

Economía

Los combustibles subirían un 10% en febrero por el descongelamiento de impuestos del Gobierno

Desde la cartera económica indicaron que llevarán adelante un alza gradual de la taza a los combustibles que estaba congelado desde el 2021 para evitar la disparada en los precios.

Tras la decisión del Gobierno de descongelar el impuesto a los combustibles el precio de la nafta y el gasoil subirán un 10% a partir del primero de febrero, lo que será un duro golpe al bolsillo, ya que este aumento impacta de lleno en la inflación y la vida cotidiana de los argentinos.

El equipo económico, que encabeza Luis Caputo, eligió elevar el gravamen que impacta sobre el combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC), y que se encuentran congelados desde julio de 2021 por una decisión política de evitar que se diaprea el precio de los combustibles.

El Gobierno utilizará préstamos de organismos internacionales para financiar el gasto social

Desde el oficialismo indicaron que si bien los impuestos al combustible tienen un mecanismo de actualización basado en la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que releva el INDEC, desde mediados de 2021 las subas se prorrogan de manera continua, pero el último congelamiento vence este jueves y el oficialismo pretende dejar que se aplique.

Aunque, aclararon que el alza no serpa de la totalidad del descongelamiento, sino que será una suba progresiva de todos los meses hasta que se logre poner al corriente el valor del gravamen.

De hecho, desde la secretaría de Energía, a cargo de Eduardo Rodríguez Chirillo, estiman que el “sinceramientoen el precio de los combustibles se dé gradualmente tras los fuertes incrementos acumulados en los últimos meses, que llegaron al 125% en las semanas tras la asunción de Javier Milei.

Por ello, se propone una suba de entre el 3% y el 5% mensual para ir equilibrando el valor final del impuesto y que este no golpee de lleno en los surtidores, que ya se vieron afectados por la disparada de precios que incluso llevó a que dueños de estaciones de servicio dieran marcha atrás a las subas por la caída del consumo.

TE PUEDE INTERESAR