Seguinos en nuestras redes

Tecnología

Neuralink, la empresa de Elon Musk, implantó el primer chip cerebral en un ser humano

El multimillonario confirmó el logro y aseguró que el paciente “se está recuperando bien”. El dispositivo, llamado Telepathy, está dirigido a personas que han perdido el uso de sus extremidades.

La compañía Neuralink, propiedad del magnate Elon Musk, anunció el exitoso implante de su primer chip cerebral en un ser humano. Se trata de un producto revolucionario llamado Telepathy, un dispositivo diseñado para leer la actividad cerebral y transmitir órdenes, inicialmente dirigido a personas que han perdido el uso de sus extremidades.

Elon Musk compartió la noticia en sus redes sociales: “El primer ser humano recibió un implante de Neuralink ayer y se está recuperando bien”, indicó. Y agregó que “los resultados iniciales muestran una prometedora detección de picos neuronales”.

La noticia del primer implante de Neuralink en humanos se da nueve meses después de que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) diera su aprobación para que la empresa pueda avanzar con estudios en humanos. 

Publicidad

A través de su tecnología, Telepathy no solo busca “leer” la actividad cerebral, sino también transmitir información de vuelta al cerebro, abriendo nuevas posibilidades para restaurar algunas funciones cerebrales gravemente dañadas tras un infarto o una esclerosis lateral amiotrófica, que derivan en graves daños en la capacidad comunicativa.

Hasta ahora, los implantes cerebrales fueron desarrollados en una sola dirección: desde el cerebro hacia el exterior (generalmente una computadora que procesa las señales), pero el proyecto de Neuralink aspira a poder trasladar información también en la otra dirección, hacia el cerebro.

En paralelo, la empresa de Musk está trabajando en dos tipos de implantes adicionales: uno para restaurar la visión en aquellos que nunca la tuvieron y otro para restablecer funciones corporales básicas en personas con parálisis debido a lesiones en la médula espinal.

Publicidad

El magnate describió el producto en su red social, donde afirmó que “permite controlar tu teléfono o computadora, y a través de ellos casi cualquier dispositivo, con solo pensar”. Y añadió: “Imagínese si Stephen Hawking pudiera comunicarse más rápido que un veloz mecanógrafo o un subastador. Ese es el objetivo”.

Además de su aplicación en el ámbito tecnológico, Neuralink busca mejorar la calidad de vida de personas con discapacidades neurológicas, incluyendo parálisis y enfermedades como el Alzheimer. En este sentido, la empresa colabora con expertos en neurociencia y medicina para explorar tratamientos y terapias basadas en su tecnología.

Este avance sigue a experimentos previos de Neuralink con animales, como monos y cerdos, demostrando la capacidad de la tecnología para leer y transmitir señales neuronales. 

Publicidad

“En realidad, lo que ha implantado no es un chip exactamente, sino un array de electrodos, comunicados a un sistema inalámbrico, que son capaces de emitir las señales de las neuronas que están registrando”, apuntó el vicepresidente del Consejo Europeo del Cerebro y director del Centro Internacional de Neurociencias Cajal (CNIC-CSIC), Juan Lerma.

Esto es algo que se está haciendo en investigación básica con animales desde hace tiempo “y sin mayor problema” y que, de hecho, también se ha hecho en la corteza cerebral de humanos, con implantes de unos 64 electrodos más o menos.

“La diferencia es que ahora, Neuralink lo ha hecho sin cables, con una tecnología más refinada, pero nada más”, dice el neurocientífico.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR