Seguinos en nuestras redes

Política

Karina Milei denuncia un exceso de personal en la Secretaría General de Presidencia

En medio de la feroz interna con los empleados de Casa Rosada y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la funcionaria pretende llevar a la mitad el número de administrativos a cargo de la dependencia.

Karina Milei busca reducir casi a la mitad la planta de empleados dependientes de la secretaría general de Presidencia. Según trascendió, el Gobierno auditó a la cartera y junto a su equipo técnico cree que puede funcionar con un poco más de 600 trabajadores de los 1060 que la componen.

Ya desafectó alrededor de 60 empleados en diciembre al no renovar los contratos de 2023 y tiene pensado continuar con la reducción de su secretaría.

La línea con la que avanzarán en enero se basa en “reducir la acumulación de empleados para una misma función”. Sostienen que donde hay tres trabajadores y se pueda funcionar con uno, se quedará el que consideren más eficiente y el resto se desafectará.

Es por eso Milei busca expandir la auditoría y la delega en cada uno de los directores de sector: quiere hacer un reconocimiento de los empleados para retener a los que les interesen y desprenderse del resto.

De la cartera que maneja Karina Milei dependen la Unidad Gabinete de Asesores, Casa Militar y las subsecretarías de Coordinación Administrativa, de Gestión Institucional, de Planificación General y de Asuntos Presidenciales.

Desde el Gobierno, le expresaron a este medio que se reducirá el personal en todas las áreas en línea con la quita de horas extras que impulsó el Gobierno a través del secretario de Transformación del Estado y de la Función Pública, Armando Guibert.

El recibo de sueldo de un chofer de la Casa Rosada (Foto: TN).

El recibo de sueldo de un chofer de la Casa Rosada. Fuente: TN

Este es el caso de los mozos, que son contratistas y tienen contratos anuales, que en gran parte se aumentan por la vía de las horas extras y otros complementos. Con la quita, algunos pasarán de cobrar $450.000 a $189.000, más allá de que tengan más de 20 años de antigüedad.

Es por eso que ATE reclama aumentos al sueldo básico y funcional para que los trabajadores no dependan de las compensaciones por tiempo extraordinario. Además, quiere impulsar una reforma de la escala salarial del Sistema Nacional de Empleo Público (SINEP).

Creen que evitaría la compensación de sueldos por otras vías y que ordenaría la ganancia jerárquica, que hoy reconocen como ambigua. Hay choferes de la Casa Rosada que ganan $1.259.000, al igual que algunos directores de área.

TE PUEDE INTERESAR