Seguinos en nuestras redes

Política

Tras la protesta de los mozos, la Casa Rosada pagará las horas extras de diciembre y negociará aumentos

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) reclama una nueva escala salarial y un incremento del sueldo básico.

Tras la rebelión de los mozos en la Casa Rosada, el Gobierno resolvió el pago de las horas extras de diciembre y se encuentra en negociaciones para discutir aumentos salariales. Según trascendió en TN, el viernes pasado, un funcionario le comunicó a los trabajadores en Balcarce 50 que recibirán el monto correspondiente a diciembre el 1 de febrero.

Aunque aún no se ha confirmado si se abonarán las horas extras de enero y febrero, las conversaciones continúan con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que busca la aprobación de una nueva escala salarial para el Sistema Nacional de Empleo Público.

Los mozos solicitan un aumento del sueldo básico y funcional para depender menos de las asignaciones. En algunos casos, hasta el 60% de sus ingresos provienen de horas extras. Sin ellas, un mozo con 20 años de antigüedad pasaría de cobrar $450.000 a $189.000.

El Gobierno realizará una auditoría, a cargo del jefe de gabinete, Nicolás Posse, para verificar la necesidad y cumplimiento de las horas extras. Se argumenta que estas no deberían compensar sueldos y se deriva la discusión salarial a los sindicatos.

La suspensión de las horas extras se implementó debido a irregularidades encontradas en los Ministerios y organismos descentralizados. Allí, se descubrió que algunos empleados no cumplían con las horas trabajadas establecidas en el pago y que se otorgaban aumentos de manera discrecional.

Por este motivo, los titulares de cada dirección y coordinación elevarán el pedido de horas extras con su justificación adjunta para poder asignarlas. Luego, deberán corroborar que se cumplan y reasignar los montos.

“Se podrá solicitar fundadamente la asignación de servicios extraordinarios. Para ello, se deberá planificar las funciones del organismo y el personal necesario para cumplirlas”, expresó el secretario de Transformación del Estado y de la Función Pública, Armando Guibert, en su resolución.

ATE lideró una asamblea el pasado viernes a las 15h y planea nuevas acciones según el progreso de las negociaciones con el Gobierno. También se sumarán al paro convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) el 24 de enero y no descartan realizar otro.

Por el momento, el sindicato dialoga con el director de Recursos Humanos de jefatura de gabinete, Pablo Fiorentini, que ocupa el cargo desde 2021 y que, hasta ahora, no fue nombrado por la actual gestión.

La postura del oficialismo es cortar con la ilegalidad de asignar aumentos a través de horas extras no trabajadas, por ello sostienen que “al que trabaja se le paga y se queda y el que no se va”. Asimismo, el Gobierno se enfoca en que el diálogo continúe a pesar de las negociaciones salariales.

TE PUEDE INTERESAR