Seguinos en nuestras redes

Política

Santa Fe: crecen las amenazas narco al gobernador Maximiliano Pullaro

En un solo día recibió dos mensajes intimidatorios en contra de su vida y la de su familia. Desde el entorno del radical creen que es en represalia por la orden de demoler bunkers que controla el crimen organizado en Rosario.

En los últimos días se intensificaron las amenazas de muerte contra el gobernador de Santa Fe, Maximiano Pullaro, y su familia. Tan sólo este lunes recibió dos advertencias en dependencias de la secretaria de Desarrollo Social de la provincia.

Al parecer, el accionar del nuevo mandatario provincial en su lucha contra el crimen organizado, enfureció a los líderes narcos que manejan la ciudad de Rosario, y apuntaron contra el líder radical.

Pullaro cuando sigan demoliendo casa y no búnker, vamos a matar a los de la municipalidad. Advertimos pacíficamente”, señalaba uno de los escritos encontrado por empleados municipales en las puertas de una dependencia.

La amenaza tiene que ver con la demolición de un punto de venta de droga ubicado en el centro de Rosario, y que estaba vinculados al clan liderado por Alan Funes, aliado al capo narco Esteban Alvarado.

Según indicaron fuentes judiciales una mujer será imputada en las próximas horas por amenazar a las personas que tiraban abajo una de las construcciones, utilizadas para la venta de estupefacientes. Se trata de la pareja de Alan, identificada como Leila S.

Santa Fe: quién es el preso narco identificado como el autor de las amenazas a Pullaro

Con estos nuevos casos, ya son ocho las intimidaciones que sufre Pullaro desde el comienzo de su gobierno el pasado 10 de junio. Las últimas cinco amenazas fueron en los últimos días, lo que desataron la intervención de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que se reunió con el gobernador y anunció el traslado de los jefes narcos detenidos a la unidad de máxima seguridad de la ciudad santafesina de Piñeiro.

Esta acción conjunta con el gobierno local de endurecer las condiciones de alojamiento de los capos narcos, sumada a la iniciativa de derribar los búnkers en Rosario, despertaron la furia de las facciones mafiosas que intentan mantener el control de las calles santafesinas.

TE PUEDE INTERESAR