Seguinos en nuestras redes

Economía

El Gobierno analiza vender el avión presidencial que Alberto Fernández compró por USD 25 millones

El Gobierno de Javier Milei busca desprenderse de la aeronave para evitar, al menos, USD 3 millones de gastos de mantenimiento.

El Gobierno estaría considerando la opción de vender el avión presidencial adquirido por la gestión de Alberto Fernández por USD 25 millones. La aeronave, conocida como ARG-01, se encuentra sin uso en Aeroparque y, tan solo en los primeros meses del año, se espera que demande al menos USD 3 millones en mantenimiento. Según fuentes oficiales, el Gobierno no descarta la posibilidad de poner a la venta el avión que todavía no cumplió un año en servicio. 

El Boeing 757-256, construido en el 2000, fue adquirido a la empresa C&L Aviation Group por USD 25 millones, de los que USD 22.000.000 se pagaron en efectivo y se acordó la entrega del viejo Tango 01 como parte de pago. Llegó al país en mayo de 2023 desde Estados Unidos, luego de someterse a una serie de reparaciones previas a su entrega. 

Avión presidencial

Aunque tiene capacidad para 39 pasajeros y comodidades como dormitorios y salas de reuniones, el Presidente Milei habría optado por utilizar opciones más económicas, como vuelos comerciales, en lugar de emplear el avión presidencial. A su vez, se trata de parte del discurso de austeridad del Gobierno que, en el marco del fuerte ajuste fiscal que propone, intenta mostrar pocos lujos. 

Al foro internacional de Davos, el mandatario irá en vuelo de línea y a su posible visita a Roma del próximo 11 de febrero con motivo de entrevistarse con el Papa Francisco también volvería a sacar tickets comerciales. “El Presidente viaja en un avión de línea. En este viaje a Davos, era la opción más económica. Mientras haya varias opciones siempre se va a elegir por la más económica. Todo lo que implique un ahorro para el Estado siempre va a ser evaluado”, aseguró el vocero presidencial Manuel Adorni en la conferencia de prensa de este viernes.

Lo cierto es que los gastos proyectados para el mantenimiento del avión presidencial que compró la gestión anterior, ascienden a aproximadamente USD 3 millones en 2024. Esto incluye: una inspección mayor de USD 2 millones, el mantenimiento de Boeing por USD 100.000, inspecciones menores por USD 700.000, y otros costos operativos –entre estos, que vuele al menos una vez por semana para mantenerlo operativo, lo que equivaldría a USD 7.000 los 30 minutos–.

A estos gastos se le podría sumar una reparación del sistema de Wifi del avión, que presentaba una serie de fallas. Este arreglo podría costar otro millón de dólares. Además, para realizar la inspección mayor, el avión deberá viajar a Estados Unidos o México.

Hay funcionarios en el Gobierno actual que lo consideran un avión costoso en cuanto a su mantenimiento y ya recomendaron que se subaste a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado. Mientras tanto, otros pedían prudencia y analizar bien los costos. La decisión final recaerá en el Presidente o, eventualmente, en la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, quien supervisa la flota presidencial. 

TE PUEDE INTERESAR