Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Ordenaron decomisar el avión venezolano-iraní y trasladarlo a EEUU

Tras el visto bueno de la fiscal Cecilia Incardona, el juez federal Federico Villena confirmó el tralado de la aeronave que se encontraba retenida en el aeropuerto internacional de Ezeiza.

La Justicia ordenó entregar a Estados Unidos el avión venezolano – iraní retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza. El juez federal, Federico Villena, decidió decomisar y entregar la aeronave tras el visto bueno de la fiscal, Cecilia Incardona.

El magistrado aceptó el pedido del Tribunal para el Distrito de Columbia, que fue quien solicitó la incautación porque, según consideran, “el avión está sujeto a decomiso en base a violaciones de las leyes de control de exportaciones de Estados Unidos relacionadas con la transferencia no autorizada del avión de Mahan Air”.

A fines del año pasado la fiscal Incardona y el titular de la Dirección General de Cooperación Regional e Internacional de la Procuración General de la Nación (DIGCRI), Diego Solernó, determinaron que era procedente el pedido de decomiso del avión iraní-venezolano realizado por el Tribunal estadounidense, que hizo una serie de pedidos de asistencia jurídica internacional en la que reclamó el decomiso de la aeronave “Boeing 747-300 con número de matrícula YV-353″.

Los representantes del Ministerio Público Fiscal mencionaron el Tratado de Asistencia Jurídica Mutua en Asuntos Penales suscripto entre la Argentina y Estados Unidos, de acuerdo a la ley 24.034. Explicaron que por ese convenio las partes se comprometieron a brindarse asistencia mutua y, entre los supuestos previstos, está específicamente establecida la cooperación en la ejecución de solicitudes de registro, embargo y secuestro.

El Tribunal de Distrito para el Distrito de Columbia esgrimió que desde 2008 el Departamento de Comercio de Estados Unidos emitió “una orden de denegación que prohíbe a Mahan Air participar en cualquier transacción que involucre cualquier producto exportado de Estados Unidos”.

Las autoridades norteamericanas explicaron que como el avión fue fabricado en territorio estadounidense debería haber existido una autorización por parte de Estados Unidos para concretar la transferencia de “custodia y el control” del Boeing 747-300M de Mahan Air a Conviasa, la línea de bandera venezolana dueña de Emtrasur, el brazo de cargas.

Además el Tribunal señaló que “se produjeron violaciones adicionales de las leyes de control entre febrero y mayo de 2022 cuando Emtrasur reutilizó la aeronave” para viajar a Caracas, Teherán y Moscú. Estas fueron algunas de las rutas declaradas que completó el avión.

TE PUEDE INTERESAR