Seguinos en nuestras redes

Política

Sin control, la gestión de Alberto Fernández giró más de USD 1.000 millones a 16 fondos fiduciarios

En la actualidad, hay 29 fondos que manejan entre USD 8 mil y USD 10 mil millones. En la oposición piden transparentar la utilización de esta herramienta.

Los fondos fiduciarios son una caja multimillonaria que desde hace décadas los gobiernos utilizan a su gusto y sin tope ni control: el Poder Ejecutivo Nacional a través de ministerios u organismos del Estado (fiduciante) transfiere bienes o millonarias sumas de dinero a entidades -por lo general bancarias- (fiduciarios) para que administren esos fondos en beneficio del primero. Así, el dinero se utiliza para un bien o fin determinado y no puede cambiarse ese destino, aunque hay “trampas” que colocan interrogantes sobre esta regla.

Tras la llegada de Javier Milei a la Presidencia se abre un interrogante sobre el uso discrecional que se le podría dar a esta herramienta, que en 2023 recibió miles de millones de pesos de parte del Estado.

Según un análisis de los datos publicados en el sitio Presupuesto Abierto, este año el Estado Nacional les giró a 16 de estos fondos unos U$S1.037.615.477 ($858.108.000.000 millones) que se destinaron a diversas áreas: desde Infraestructura del Transporte hasta el Fondo de Integración Socio Urbana para urbanizar barrios populares. La cuestión radica en que los controles sobre estos fondos son laxos y que las revisiones que efectúa la AGN y la Sindicatura General de la Nación es a posterior de la utilización de los recursos, es decir, no se auditan en la previa sino después.

En el proyecto de Ley que Milei envió al Congreso, el Presidente intenta aumentar su control sobre estos fondos y si bien advierte que podría cerrar algunos de estos, también deja la puerta abierta a crear otros. El artículo 4 marca: “Crear, modificar, transformar y/o eliminar fondos fiduciarios públicos creados por normas con rango legal, inclusive los destinados a subsidios, revisando su procedencia y destino a los efectos de lograr una mayor racionalidad, eficiencia, eficacia, transparencia y control de la utilización de los recursos públicos”.

Si se aprueba su proyecto de ley, el jefe de Estado podría usar estas cajas a discreción para emergencias económicas, catástrofes o para inyectar dinero en proyectos de particular interés. Actualmente, hay 29 fondos fiduciarios que manejan un presupuesto de entre U$S 8 mil y U$S 10 mil millones.

Según la web de TN, hay un fondo que incluso que el Presidente quiere fortalecer. Se trata del Fondo de Integración Socio Urbana, al que en 2023 el Estado le giró $10 mil millones. El artículo 338 estableció que “lo recaudado de las multas referidas en presente Sección, será destinado al fortalecimiento del fideicomiso del Fondo de Integración Socio Urbana, conforme al artículo 14 de la Ley N° 27.453 correspondiente a la jurisdicción donde se realice la reunión o manifestación”.

Para referentes de la oposición, no son transparentes los gastos que tienen los fondos fiduciarios, ni se publican las compras y contrataciones realizadas por estos y no siempre está claro que el dinero se destine al objetivo con el que fue fundado y creado al fondo.

TE PUEDE INTERESAR