Seguinos en nuestras redes

Economía

En Argentina, solo seis de 35 empresas estatales operan con recursos propios

Los trenes y AYSA son las más necesitadas de subsidios. En promedio, todas las compañías públicas viven con apenas el 42,2% de fondos propios.

Esta semana, el periodista neoyorquino, Patrick Gillespie, de la agencia Bloomberg apuntó que Trenes Argentinos cubre apenas el 15% del tendido ferroviario de Amtrak –la red interurbana de transporte de pasajeros de Estados Unidos– y, sin embargo, tiene casi 2000 empleados más. De hecho, si la comparación se hace con la española Renfe, la línea europea es más del doble de extensa y, aún así, necesita casi 9000 trabajadores menos.

Este abrupto contraste tomó especial relevancia en las redes sociales al analizar la eficiencia del país y la necesidad de subsidios para las empresas estatales. A su vez, se trata de un debate enmarcado en un contexto en el cual el Gobierno pretende llevar adelante la privatización de las empresas públicas.

Según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso, elaborado con datos de 2021, solo seis de las 35 empresas estatales argentinas pueden operar con sus propios recursos. Entre las más deficitarias se encuentran los ferrocarriles, que operan con un rango del 2,4% al 7,4% de recursos propios.

En 2022, el Tesoro financió con 853.837 millones de pesos subsidios y obras de empresas públicas. El informe de 2021, que no incluye a los bancos y al que todavía le faltaba Impsa, metalúrgica de la familia Pescarmona estatizada durante ese año; señala que el promedio de las 34 compañías –excluyendo a YPF, que es mixta y rentable–, se autoabastece en un 42,2% con recursos propios. Sin embargo, si se incluye a la petrolera la cifra asciende al 74,4%.

El relevamiento, elaborado y comentado por los economistas Ariel Melamud, Nicolás Gadano y Emilio Nastri; intensifica la discusión en términos de gasto público, teniendo en cuenta la posible privatización de estas empresas, lo que representa un universo apetecible para inversores privados.

De todos modos, cualquier interesado deberá atender a un aspecto sensible: tienen unos 111.000 empleados que representan el 40% de la planta permanente de la Administración Pública Nacional. “En muchos casos la condición de deficitaria no obedece a ineficiencias, sino a la aplicación de políticas públicas del Gobierno”, explica Melamud, y cita entre esos ejemplos a AYSA, a Ieasa (exEnarsa) y a Operadora Ferroviaria.

Arriba, las seis empresas estatales que funcionan con el 100% de recursos propios; abajo, las que más necesitan de los subsidios, como los trenes o AYSA

En el informe, además, se destaca que algunas empresas registran resultados positivos y no requieren aportes del Tesoro.

En efecto, las compañías que no necesitan aportes del Tesoro son Playas Ferroviarias de Buenos Aires, un ente constituido por la Anses y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe); Vehículo Espacial Nueva Generación, una sociedad anónima de desarrollos tecnológicos en la actividad espacial; Yacimientos Mineros Agua de Dionisio, e YPF, todas ellas con 100% de fondos propios.

Las siguen Administración General de Puertos, con 99,8%; Nucleoeléctrica Argentina, con 97,8%, y Tandanor, con 96,1% de autogestión. Más abajo aparecen Télam (65,1%), Intercargo (64,8%) Arsat (60,3%), Aerolíneas Argentinas (53,3%), el ferrocarril Belgrano Cargas (52,7%), Ieasa (ex Enarsa, 40%) y AYSA (19,2%), y en el peor lugar quedan Yacimiento Carbonífero de Río Turbio (10,6%) y todas las sociedades relacionadas con el ferrocarril: Operadora Ferroviaria Sofse (7,4%), Desarrollo del Capital Humano Ferroviario (5,4%), Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (5,2%) y Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF, 2,4%).

TE PUEDE INTERESAR