Seguinos en nuestras redes

Salud

Ocho trucos para regar tus plantas cuando te vas de vacaciones

Cómo mantener en buen estado las plantas de interior y exterior en tu ausencia

Si te vas de vacaciones y no tenés a nadie que pueda regar tus planas de vez en cuando, podés probar algunas opciones y así evitar depender de alguien.

Si la ausencia es por dos o tres días, si regás con bastante agua, lo más probable es que te duren en perfecto estado. Eso sí, es importante que las pongas en una zona con sombra, para que no se vean afectadas por el calor. Si tenés plantas de diferentes alturas, añadí las más bajitas debajo de las más altas, para que reciban más sombra.

En el caso de que te vayas más días, evaluá poner en practica algunas de estas recomendaciones:

1. Sistema de riego por goteo

Es el sistema más usado cuando no vas a estar por muchos días. Llená la botella de agua y hacé una ranura al tapón, luego, enterrala boca abajo en la maceta. Tené en cuenta que la tierra recibirá bastante agua, por lo que no es aconsejable hacer este tipo de riegos para plantas vulnerables al exceso de humedad.

2. Agua gelificada

Es un tipo de hidrogel compuesto de agua y nutrientes que permite regar poco a poco. Conforme la tierra se va quedando seca, el hidrogel va liberando agua de forma progresiva.

3. Bombillas de riego de cristal templado

Es una solución efectiva y para plantas que no necesitan tanta agua. Suelen ser de cristal templado y tienen una parte redondeada donde se va acumulando el agua. Gracias al tubo, van liberando agua poco a poco, según la necesidad que tenga la planta.

4. Macetas de autorriego

Son una de las opciones más novedosas y cuentan con un depósito que va soltando el agua según las necesidades de las plantas. Son seguras, decorativas y permiten que el riego se haga de forma efectiva.

5. Efecto invernadero

Hacer pequeños invernaderos individuales es ideal si tenés pocas plantas y te vas varios días. Envolvelas en plástico transparente para dejar pasar la luz. En el fondo del plástico, justo debajo de la maceta, añadí un paño húmedo y cerrá la bolsa.

En principio, gracias al plástico, toda la humedad deberá quedar en la planta. Si las plantas son muy grandes, hacé lo mismo pero en la bañadera.

6. Poda de saneamiento

Dejá tus plantas en buen estado. Intentá retirar siempre las hojas o tallos secos. Las podas de saneamiento son ideales para que se mantenga mejor durante tu ausencia y se reduzca el consumo de agua.

7. Protegelas del sol

Intentá evitar las zonas de la casa o de tu balcón o terraza donde da más el sol y dejalas en un rincón de sombra. Por ejemplo, para las plantas de interior, instalalas en una habitación seca, con la persiana media subida para que entre algo de luz, pero no demasiada. Evitá también las corrientes fuertes de aire. En el caso de las de exterior, dejalas en una zona de sombra, o incluso trasladalas al interior si hace más fresco para que no se estropeen.

8. Tratamiento insecticida preventivo

Algunas de tus plantas pueden verse afectas por plagas. Para evitarlo, acudí a insecticidas preventivos, como el bicarbonato.

Fuente: El Mueble

TE PUEDE INTERESAR