Toma de terrenos

Allanaron el predio usurpado en Villa Lugano: secuestraron armas de fuego y armas blancas

Además, hay dos detenidos. La orden de allanamiento la dio el juez en lo Penal y Contravencional de la Ciudad Norberto Tavosnanska tras recibir numerosas denuncias por robos, violaciones y venta de drogas

sábado 14 de junio de 2014 - 1:07 pm

Gendarmería Nacional allanó hoy el predio usurpado en el barrio porteño de Villa Lugano, luego de recibir numerosas denuncias por secuestros extorsivos, violaciones y otros delitos, y detuvo a dos personas.

Durante el fuerte operativo desplegado esta mañana en el predio ubicado en las avenidas Pola y Fernández de la Cruz se secuestraron armas de fuego, entre las que había un revolver calibre 22 y una Itaca; y armas blancas, como machetes y facas. [pullquote position=”right”]Allanaron el predio usurpado en Villa Lugano: secuestraron armas de fuego y armas blancas[/pullquote]

La orden de allanamiento la dio el juez en lo Penal y Contravencional de la Ciudad Norberto Tavosnanska tras recibir numerosas denuncias por robos, violaciones, venta de drogas y secuestros entre otros delitos.

El despliegue de gendarmes comenzó esta mañana, pasadas las 7.30, cuando cientos de efectivos se apostaron sobre los ingresos y egresos del terreno lindero a la villa 20, que está cercado con chapas. En el marco del allanamiento, las fuerzas de seguridad detuvieron a dos personas que intentaron enfrentarse a los efectivos con una escopeta tipo Ithaka y un revolver calibre 22. Los hombres permanecieron durante unas horas en un móvil de gendarmería, hasta que finalmente fueron trasladados.

En el operativo realizado en el terreno, que fue tomado a fines de febrero y que con el tiempo se transformó en un asentamiento precario, también se secuestraron machetes, facas y armas de tipo tumberas. El miércoles, la jueza porteña María López Iñíguez había suspendido el desalojo del predio, tras rechazar un planteo de la fiscalía al no acreditarse pruebas que certifiquen que cometieron el delito de asociación ilícita.

La Justicia porteña ordenó en dos oportunidades el desalojo del predio, pero finalmente no se concretó por desinteligencias entre la Policía Metropolitana y las fuerzas federales para concretar el operativo.

COMENTARIOS