Seguinos en nuestras redes

Política

Patricia Bullrich recurrirá a las fuerzas armadas para enfrentar el narcotráfico en Rosario

La ministra de Seguridad presentó el plan para que el ejército intervenga en los operativos “contra el delito, la narcocriminalidad y contra los asesinos”

Esta tarde, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presentó el “Plan Bandera” en Rosario, centrándose en estrategias para combatir el crimen organizado. En un discurso brindado frente al Monumento a la Bandera, la funcionaria anunció la aplicación de artículos de la ley de Seguridad Interior que permiten “el apoyo logístico de las fuerzas armadas a los operativos contra el delito, la narcocriminalidad y los asesinos”. 

Bullrich explicó que trabajará de manera coordinada con el gobierno de Santa Fe y el municipio para llevar a cabo operativos de “saturación y control”, junto a los efectivos federales, en los barrios donde está centralizada la violencia, como sucede en el oeste de la ciudad. En este sentido, reiteró: “El que las hace las paga”.

La ministra de Seguridad arribó a la ciudad en una semana complicada para el gobernador Maximiliano Pullaro, ya que sus primeras medidas focalizadas en reagrupar a los presos de “alto perfil” en las cárceles provinciales con fuertes medidas de control, derivaron en dos ataques mafiosos con amenazas al mandatario.

Aunque Bullrich no proporcionó detalles sobre el papel específico de las fuerzas armadas, hizo énfasis en su “apoyo logístico”. De esta manera, la ministra de Seguridad planea una estrategia coordinada junto al gobernador Pullaro; de hecho, con Bullrich rechazando la propuesta de que el gobernador lidere el comando conjunto. 

El énfasis está en desplegar operativos en los barrios más afectados de Rosario para reducir la violencia, que ha alcanzado niveles preocupantes en el transcurso del año. En lo que va del 2023, se produjeron 247 homicidios, luego de un 2022 que rompió el récord de crímenes, con 288 casos.

La presencia de las fuerzas armadas en este plan requiere cambios normativos, ya que actualmente la ley prohíbe su intervención en seguridad interior, a menos que sea a solicitud de un “Comité de Crisis”, aún no implementado para esta situación, así como también por disposición del Ministerio de Defensa. 

Según prevé la ley, en ese comité de crisis participan, entre otros, los gobernadores de las provincias afectadas, el ministro del Interior y los jefes de la Gendarmería, la Prefectura, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). “Es algo que discutiremos con el gobernador”, afirmó Bullrich al respecto.

En la nómina de anuncios, la ministra de Seguridad también adelantó el envío del grupo motorizado “Linces” de Gendarmería, un programa de detección de drogas en correos y encomiendas, y un programa de “reducción de armas”. También señaló que impulsará “cambios en el artículo 34 del Código Penal para que la legítima defensa no sea la tradicional, sino reforzada para los miembros de las fuerzas de seguridad que, en muchos casos, están detenidos de manera injusta por el solo hecho de haber llevado adelante la tarea que el Estado les encomienda”.

Por otro lado, Bullrich anunció que el Servicio Penitenciario Federal (SPF) pasará a la órbita de Seguridad y dejará de depender del Ministerio de Justicia. “Estamos trabajando para tener un programa estricto de presos de alta peligrosidad”, dijo. Y mencionó la implementación de inhibidores y la pronta puesta en operatividad de la “cárcel federal de Coronda”, que a más de 8 años del comienzo de su construcción aún no fue inaugurada.

TE PUEDE INTERESAR