Seguinos en nuestras redes

Salud

Ocho zonas del cuerpo que no debés olvidar de protegerlas del sol

Las áreas que no deben descuidarse a la hora de estar al sol

El escudo formado por melanina, queratina y vitaminas que protege la piel del sol tiene sus límites. Los efectos secundarios de tomar sol sin cuidados son manchas, arrugas, flacidez, sequedad, tumores benignos y melanomas.

Al cubrir la piel o aplicar protector, no olvides ninguna zona que quede expuesta, sobre todo si se tuvo algún problema dermatológico o alguna quemadura previa:

Manos, cuello y escote

El cuello, escote, zona alta del escote y dorso de las manos, son las zonas que más van a sufrir con el sol. Estamos acostumbrados a hidratar las manos, pero no a protegerlas, razón por la cual se llenan de manchas y envejecen prematuramente.

Orejas

Éstas, al igual que el dorso de la nariz o cualquier otra zona deben estar protegidas. Si están cubiertas por el pelo no es un área que sufra mucho, no suelen quemarse, pero si no es así, es recomendable aplicar protección solar.

Labios

Su piel es muy sensible y fina, sin apenas producción sebácea, por lo que se irrita y agrieta fácilmente. El sol, el viento, el agua y demás agentes externos contribuyen a que la boca pierda su lubricación natural, deshidratándose. Entonces, los labios se resecan y endurecen -principalmente el inferior- y esto origina descamación de la parte superficial de la piel.

Párpados

Su piel es muy fina y delicada, pero suelen estar más protegidos que el resto de la cara a no ser que nos relajemos y durmamos al sol. Hay que protegerlos igualmente y si se usan unos buenos lentes reflejantes de rayos ultravioletas, mucho mejor.

Cuero cabelludo

Es una de las partes que más sufren con la exposición, sobre todo en quienes hacen deporte al aire libre. Si bien el pelo lo protege, cuando hay una densidad muy baja o rayas marcadas se pueden sufrir quemaduras importantes. Con el tiempo, el sol puede perjudicar la capa superior de la piel y hacer que se torne áspera y escamosa. Esta patología, denominada queratosis actínica y conocida como queratosis solar, aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer cutáneo.

Lo mejor es protegerlo con gorras o sombreros y en el caso de no hacerlo, embadurnarse bien con protector solar todo el cuero cabelludo sin olvidar la raya del pelo.

Pies

Si te vas a tirar a tomar sol por un largo rato, también protegé la zona del empeine y del tobillo que tienen una piel más fina y sensible.

La línea del bikini o bañador

La línea próxima a la ropa de baño y la parte de los tirantes puede dejarse de lado por descuido o por no manchar la prenda. Un truco puede ser aplicar la crema solar justo cuando se sale de la ducha, esperar un tiempo prudencial hasta que se absorba y ponerse la malla.

Axilas

Hay que ser generosos y cubrir bien la zona de los hombros, axilas y cara interna de los brazos.

Fuente: Cuidate Plus

TE PUEDE INTERESAR