Seguinos en nuestras redes

Policiales

Un policía de San Isidro falleció tras ser baleado: el asesino tenía antecedentes

El oficial de la Policía fue asesinado por seis sospechosos que intentaron huir cuando vieron el patrullero.

En una trágica jornada en San Isidro, un oficial de la policía bonaerense, identificado como Matías Ezequiel Molina, fue asesinado a balazos mientras patrullaba la villa La Cava junto a una compañera. El hecho ocurrió alrededor de las 17 en la esquina de Hudson y Udaondo, a pocos metros de un jardín de infantes. Molina, que cumplía funciones en el Comando Patrulla de San Isidro, intervino cuando seis hombres intentaron huir al avistar el patrullero.

En el intento de detener a los sospechosos, Molina logró alcanzar a uno de ellos, pero tras un forcejeo, el agresor le disparó varias veces, causándole heridas mortales. El atacante huyó del lugar, mientras que Molina fue trasladado de urgencia al hospital de San Isidro, donde lamentablemente falleció a consecuencia de las heridas de bala.

Durante el traslado en caravana policial, un patrullero perdió el control en la calle Rolón antes de la rotonda de Márquez, chocando contra un árbol. Afortunadamente, el conductor del vehículo resultó con golpes pero fuera de peligro. En la escena del crimen, se encontró el arma reglamentaria de Molina y seis vainas servidas de calibre 9 milímetros.

El agresor, identificado como Brandon Alfredo Zakowick, fue localizado con una herida de bala en un glúteo y detenido. Zakowick, con antecedentes por robo, fue señalado por testigos como el hombre involucrado en el enfrentamiento armado con Molina. La fiscalía del Área Criminal del Departamento Judicial de San Isidro se encarga de la investigación. Este trágico suceso ha generado conmoción en la comunidad, destacando la peligrosidad a la que se enfrentan los agentes en el ejercicio de sus funciones.

TE PUEDE INTERESAR