Seguinos en nuestras redes

Salud

Trucos para conservar el gas de las bebidas

Seis consejos para que se mantenga en el mejor estado por más tiempo

Cuando una bebida con gas ya está abierta, por más que se intente buscar alternativas, poco a poco va desapareciendo. Pero existen trucos para hacer que se mantenga por más tiempo, y así disfrutar la gaseosa en su mejor estado hasta acabarla completamente.

Guardarlo en la heladera

Si la bebida ya está abierta, el gas se conserva mucho mejor a temperaturas bajas, por lo que lo que es recomendable tenerla en la heladera hasta que se termine.

Enroscar muy bien la tapa

Un error común es dejar la botella ligeramente enroscada y no por completo. Si el líquido no está sellado totalmente dentro del recipiente, el gas se escapará con más facilidad. Por eso, hay que cerciorarse de que esté bien tapada, con fuerza, hasta el punto de que cueste un poco abrirla otra vez.

Guardar la botella boca abajo

Colocar la botella bocabajo, en alguna parte de la heladera que se mantenga estática, como en los estantes de las puerta, obliga a que esté bien cerrada para que no se vuelque, y hará que el gas no tenga por dónde salir, al estar la única parte por donde podría entrar aire obstruida por el líquido y la tapa.

Ajustar la tapa con cinta adhesiva

Envolver la tapa y parte del pico de la botella con cinta adhesiva para que sea mucho menos factible la escapada del gas a través de las ranuras que quedan entre ambas partes. Se puede combinar esta estrategia con la del paso anterior y el resultado sería muy bueno.

Evitar servirse en repetidas ocasiones

Mientras más se abra la botella, más rápido se irá el gas. Por ende, es mejor servir la menor cantidad de veces posibles.

Estrujar la botella antes de cerrar

La mejor forma de que no salga el gas es aplastar la botella, hasta que casi no haya espacio para que quede aire dentro. Esto ralentiza el proceso de efervescencia, pues hace que el gas quede más comprimido dentro del envase.

Fuente: Cocina y vino

TE PUEDE INTERESAR