Seguinos en nuestras redes

Economía

Se extiende una semana más el desabastecimiento de combustible en el interior del país

Las estaciones de servicio del interior del país están recibiendo poco combustible y en Mendoza y Córdoba se agrava la situación.

La situación de escasez de combustible persiste en todo el interior de Argentina, mientras que en la ciudad de Buenos Aires y el gran Buenos Aires se han observado algunas señales de normalización debido a la proximidad de las refinerías como la de Ensenada, Dock Sud y Campana. Sin embargo, los ejecutivos de las cámaras de estacioneros afirman que se necesitará al menos otra semana para que la situación se regularice a nivel nacional.

Por regiones, la más complicada es el noroeste del país, donde la principal refinería, Refinor, ubicada en Campo Durán, Salta, está prácticamente paralizada debido a la falta de petróleo y a los precios congelados, lo que afecta los costos de producción.

A principios de octubre, cuando se paralizó la actividad, se preveía que recién en la primera semana de noviembre se podría reiniciar el proceso de producción de combustibles. Sin embargo, como la situación no parece revertirse pronto, las estaciones del Noroeste deben aprovisionarse con el poco combustible que les llega desde la refinería de Luján de Cuyo (Mendoza) o Ensenada, cerca de La Plata.

En cuanto al noreste del país, las estaciones comenzaron a recibir combustible, aunque no llegan a ser cantidades suficientes para hablar de “normalización”. De hecho, muchas estaciones están vendiendo con límites debido a la escasez. En este sentido, el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios, Garages y Afines de Rosario, Sebastián Estévez, aclaró que “es difícil que esta situación de desabastecimiento pueda normalizarse en las próximas 48 horas”. 

En una entrevista con el diario rosarino La Capital, el empresario señaló que “el suministro de combustible viene complicado. Hace mucho tiempo que las estaciones de servicios trabajan con cupos. Cuando se acerca el fin de mes, la estación de servicio se queda sin combustibles y quiebra en stock, y así sucede lo que se verifica ahora en todos los establecimientos: no hay combustible”.

En el caso de Mendoza, se agregó una complicación extra y es que, durante el fin de semana, llegaron muchos turistas chilenos. Sin embargo, una fuerte nevada obligó al cierre del paso fronterizo Cristo Redentor, lo que llevó a que muchos automovilistas permanecieran en la provincia provocando un incremento en la demanda de combustible.

Por su parte, en la provincia de Santa Fe, la escasez de combustible continúa siendo la norma, con la novedad de que algunas estaciones ajustaron los precios para compensar la caída de ventas y hacer frente a la fuerte demanda. 

En cuanto a Misiones, ya se hizo habitual la llegada de automovilistas del Paraguay y Brasil que compran combustible a un precio mucho menor que el que pagan en sus países. Esto mismo ocurre, a su vez, en Entre Ríos con los visitantes uruguayos.

En Córdoba también se agregó un problema puntual. Los hinchas de Independiente Rivadavia de Mendoza y Almirante Brown de La Matanza, que viajaron a esa provincia por un partido de fútbol, no conseguían combustible para regresar a sus lugares de origen.

Finalmente, en la Patagonia permanecen los problemas que arrancaron días atrás con un bloqueo al acceso a la refinería de Plaza Huincul. El problema se mantuvo y hasta empeoró en algunas localidades de la región. Según declaró Marcelo Pirri, en una entrevista con el diario Río Negro, afirmó que “todas las estaciones de YPF no cuentan con combustible”.

TE PUEDE INTERESAR