Seguinos en nuestras redes

Economía Internacional

El CEO de JP Morgan advirtió que “estamos en la época más peligrosa en décadas”

Jamie Dimon analizó el aspecto socio económico de los conflictos bélicos en Ucrania e Israel y advirtió sobre sus consecuencias sobre la energía, los alimentos y el comercio.

Jamie Dimon, el CEO de JP Morgan Chase, el banco más grande de Estados Unidos, ha emitido una advertencia sobre la situación actual del mundo durante la presentación de los resultados de la entidad en el tercer trimestre. En su encuentro con periodistas, Dimon señaló que el mundo se encuentra en una de las épocas más peligrosas en décadas debido a la guerra en Ucrania y los conflictos desatados tras los ataques a Israel.

“El mundo se enfrenta a la época más peligrosa en décadas. La guerra en Ucrania, combinada con el conflicto desatado tras los ataques que sufrió la semana pasada Israel, pueden tener serias implicaciones en la energía, el mercado de alimentos, los flujos de comercio globales y en las relaciones geopolíticas”, reflexionó el directivo.

Aunque la situación actual parece estar bajo control, Dimon enfatizó que están preparando a la firma para una “amplia gama de posibles desenlaces”, con el objetivo de atender las necesidades de los clientes en cualquier entorno desafiante. Esta no es la primera vez que Dimon emite declaraciones impactantes. Recientemente, también compartió sus puntos de vista sobre la inteligencia artificial y su potencial impacto en el mercado laboral a nivel mundial.

El análisis de Dimon se centra en las implicaciones socioeconómicas de los conflictos bélicos en todo el mundo. No obstante, a pesar de las preocupaciones de Dimon, JP Morgan superó las expectativas de los analistas en el trimestre pasado. El banco informó ganancias de USD 4,33 por acción, superando las estimaciones de los analistas. En total los ingresos alcanzaron los USD 39.900 millones, superando los USD 39.570 millones esperados, según datos de Refinitiv.

En contraparte, el banco con sede en Nueva York también informó una caída del 6% en los ingresos de banca de inversión en el tercer trimestre. En este contexto, una de las principales preocupaciones de Dimon y los analistas es el posible aumento de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, lo cual podría tener un impacto en el valor del dólar y en las monedas de otros países.

Dimon ha señalado previamente que la Reserva Federal podría continuar aumentando las tasas de interés en un esfuerzo por combatir la inflación elevada, y que es posible que el Banco Central continúe aumentando las tasas en otros 1.5 puntos porcentuales, hasta el 7%.

TE PUEDE INTERESAR