Seguinos en nuestras redes

Sociedad

Cuando US$1000 son $1.000.000: los efectos de la crisis cambiaria en la salud mental argentina

Luego del salto cambiario, especialistas analizan cómo afecta la actual crisis argentina a niveles emocionales.

La disparada del dólar paralelo que batió récords y superó los $1000 no sólo trae consecuencias económicas, políticas y sociales, sino que la salud mental de los argentinos también se ve afectada.

Especialistas en la materia analizaron cómo impacta la incertidumbre económica a niveles emocionales.

Es una especie de termómetro y la gente sabe que si sube aumenta toda la canasta familiar y todos los demás insumos”, sostuvo la psicóloga Elvecia Trigo a Ámbito Financiero, que publicó un informe sobre el las consecuencias de la inestabilidad cambiaria en la Argentina.

Las personas disocian y tratan de no pensar en el tema o están muy obsesivos y preocupados“, comentó Trigo sobre los aumentos de la moneda estadounidense, y agregó: “Lo que uno ve hoy en día son sujetos inestables, irascibles, tanto maníacos como depresivos. Ahí aparecen las grandes crisis de pánico y de angustia. Estas circunstancias hacen que las personas se sientan desarmadas, frágiles”.

Por su parte, el representante Interamericano de psicología e investigador del Conicet, Ángel Ergier, analizó: “Repercute en el hogar, en la cognición y en las conductas de las personas. Hay que entender que la salud mental está totalmente vinculada a las condiciones de vida que tenemos. Lógicamente, en estos momentos, la gente se pone más ansiosa“.

Diez hábitos para cuidar tu salud mental

El psicólogo Pablo Melicchio, comentó a Ámbito Financiero que “la constante incertidumbre crea un clima de mayor tensión que lleva a que aumenten las intensidades de angustia, ansiedad y miedo. Las personas se estresen mucho más y así tienen mayores probabilidades de desencadenar cuadros psicopatológicos; y, desde luego, se afecta su salud integral”.

“Estamos en un tiempo de muchísima incertidumbre, cuesta armar un proyecto de vida y es muy difícil tener esperanza. La falta de estructuras de contención, ante tanta inestabilidad, repercute directamente en la salud mental de la población“, concluyó Melicchio.

TE PUEDE INTERESAR