Seguinos en nuestras redes

Política General

Los vínculos que unen al kirchnerismo pinamarense con la estafa de Sueños Compartidos

La relación de esta causa de corrupción con la ciudad de Pinamar nace cuando se descubre que Martin Porreti, referente kirchnerista local, comienza a trabajar como abogado defensor de Schoklender; este medio pudo confirmar que el ahora candidato también trabajó en la fundación hasta que estalló el escándalo

La polémica causa de Sueños Compartidos se refiere al desvío de fondos nacionales por monto mayor a 200 millones de pesos sobre un total 750 millones de pesos que deberían haber sido destinados a la construcción de viviendas sociales en el año 2008.

El gobierno nacional kirchnerista le habría otorgado en ese momento esa suma a Madres de Plaza de Mayo y es por ello que los principales acusados son Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo, y Sergio Schoklender, acusado de gestionar y obtener ilegítimamente fondos a través de Madres de Plaza de Mayo.

Además, los hermanos Sergio y Pablo Schoklender habían aparentado ser dueños de empresas para las cuales no habrían tenido la solvencia económica necesaria. Y es por ello que la acusación apuntaba a la supuesta “intervención en maniobras tendientes a dotar de una apariencia lícita a dinero de presunto origen espurio”.

“Sergio Mauricio y Pablo Guillermo Schoklender, valiéndose del prestigio y trayectoria de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, habrían utilizado a la fundación de la cual eran apoderados, en connivencia con funcionarios públicos nacionales, provinciales y municipales, para gestionar y obtener ilegítimamente fondos de la Secretaría de Obras Públicas”, explicó el máximo tribunal penal.

Los vínculos entre Schoklender y los Porretti

La relación de esta causa de corrupción con la ciudad de Pinamar nace cuando se descubre que Martin Porreti, referente kirchnerista local, comienza a trabajar como abogado defensor de Schoklender.

El padre de Martin Porretti, Roberto, había sido Intendente de Pinamar; sin embargo, fue destituido por causas de corrupción vinculadas a coimas y extorsión. Su destitución fue por 14 transgresiones de orden administrativo que fueron descubiertas y probadas en la investigación.

Pero la información sigue. Los tres hijos del ex jefe comunal, Nahime, Martín y Camilo, fueron empleados de la Fundación hasta que estalló el escándalo que hundió a la fundación.

Nahime fue echada junto a Pablo en la primera tanda de 16 personas. Los otros dos hijos de Porretti, Martín y Camilo, trabajaban en la imprenta y también fueron despedidos por su cercanía con Pablo.

Tal como consignó el sitio Expediente Político en 2011, antes de que se pelearan los hermanos Schoklender, a Roberto Porretti se lo veía muy seguido en la Fundación. El vínculo entre Pablo y Porretti (padre) se trasladó en un apoyo explícito en las campañas políticas de Pinamar. El ex intendente aparece en fotos con camiones de materiales de la Fundación. Además de denuncias sobre desvío de fondos hacia la política, varias fuentes aseguran que Porretti y Pablo, quien manejaba el sector de compras en la Fundación, se involucraron, a través de allegados, en la construcción de casas en Pinamar y Ostende.

TE PUEDE INTERESAR