Seguinos en nuestras redes

Seguridad

Un mecánico quiso evitar el robo de una moto, pero lo asesinaron de un tiro en la cabeza

Fue en Ituzaingó. Los vecinos denunciaron que los ladrones eran conocidos del barrio.

Un hombre de 35 años fue asesinado de un balazo en la cabeza por dos delincuentes que habían robado una moto cuando salió a perseguirlos junto a un grupo de vecinos en el partido bonaerense de Ituzaingó.

El hecho ocurrió anoche cuando la víctima, Ariel Mariano Charrutte, fue testigo del momento en el que dos delincuentes intentaron robar una moto Gilera de 110 cc en el cruce de las calles General Pinto y Fray Luis Beltrán.

Al observar esta situación, Charutte y otros vecinos los corrieron con la idea de frustrar el asalto, pero los “motochorros” les tendieron una emboscada: los esperaron agazapados en la oscuridad y cuando la víctima pasó con su moto lo atacaron a tiros. Según declararon más tarde testigos, lo mataron a traición.

Publicidad

Cuando cayó al asfalto los ladrones se llevaron su Corven Triax de 150 cc y se dieron a la fuga en dirección a Merlo. Para cuando los vecinos alcanzaron al mecánico, padre de tres hijos, este ya se encontraba en grave estado y aunque lo trasladaron de urgencia al hospital de Haedo no logró sobrevivir el trayecto.

Ariel Mariano Charrutte

Ariel Charrutte, el mecánico asesinado en Ituzaingo.

“Le pegaron un tiro en el ojo y a otro chico lo hirieron en el brazo”, contó una vecina, que además señaló que los sospechosos son conocidos del barrio, por lo que salieron a buscarlos en motos y en autos pero no pudieron encontrarlos. En tanto otra mujer, que vive en la cuadra donde empezó el raid de los delincuentes, dijo que su nieto se había topado con ellos y también quisieron balearlo. “Le tiraron al pecho, gracias a Dios no le pegaron”, afirmó.

La causa está siendo investigada por la comisaría 1ra. del distrito, la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón y la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Ituzaingó, a cargo de la fiscal María Laura Cristini. La fiscal le encomendó a los detectives de la DDI y de comisaría un relevamiento con las imágenes de cámaras de seguridad municipal y vecinal que ayuden para identificar a los autores del robo y del homicidio.

Charrute vivía junto a su mujer y tres hijos en el vecino Barrio San Juan de Castelar sur, pero trabajaba con un amigo en un taller mecánico ubicado en el cruce de las calles Fray Luis Beltrán y General Pintos, a una cuadra de donde lo mataron.

Publicidad
Publicidad

TE PUEDE INTERESAR