Seguinos en nuestras redes

Judiciales

El asesino de la policía de la Ciudad en la estación Retiro fue declarado inimputable

El pasado 14 de febrero, Oscar Valdez asesinó a Maribel Zalazar. Según lo resolvió el juez en lo Criminal y Correccional N°9, permanecerá internado, al representar un peligro para sí y para otros.

Oscar Gustavo Valdez, el hombre de 30 años que asesinó a la policía de la Ciudad Maribel Zalazar, de 35, el 14 de febrero de este año, luego de robarle su arma mientras intentaba asistirlo en la estación de Retiro de la línea C del subte, fue declarado inimputable.

Luego de recibir los resultados de la evaluación del Cuerpo Médico Forense (CMF), que midió si el homicida tenía o no la capacidad de entender sus acciones, el juez en lo Criminal y Correccional N°9, Martín Peluso, dictaminó que Valdez no está en condiciones de ser juzgado penalmente, y que, al representar un riesgo para sí y para terceros, deberá permanecer internado.

El equipo de psiquiatras que examinó al hombre concluyó que, al momento de la evaluación, “sus facultades mentales no se encuentran compensadas”. En este sentido, el informe lee: “Presenta un cuadro de descompensación psicótica, falta de control impulsivo y pérdida de la inhibición conductual productos del cuadro psicopatológico”. Además, mencionaron una “afección compatible con Trastorno Psicótico No Especificado con antecedente de consumo de sustancias psicoactivas (principalmente cannabis y cocaína)”.

Publicidad

Oscar Valdez, el asesino de Maribel Zalazar, que fue declarado inimputable por el juez Martín Peluso

Según el documento: “Surge verosímil que el causante no haya poseído la autonomía psíquica suficiente para comprender y dirigir sus acciones al momento de los hechos enrostrados”. Asimismo, los especialistas sostuvieron que Valdez puede poseer una psicosis de tipo “cicloide”, y que, dentro de ese cuadro, se detectaron “alucinaciones“.

El homicida continuará internado, bajo tratamiento monitoreado, en el Programa Integral de Salud Mental (Prisma) del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, donde se alojaba hasta el momento. Había sido procesado por tres delitos: además del homicidio doblemente agravado de Zalazar, había sido acusado de tentativa de homicidio, por dispararle a un empleado del subte durante el ataque, y de daño agravado, por los disturbios causados por disparos y patadas en la estación y en el patrullero que lo trasladó después de su detención.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR