Seguinos en nuestras redes

Notas de Opinión

El derrumbe global del mercado y la baja de la soja complicó el plan del Gobierno

Esta vez la Argentina no estuvo sola en su caída. El mundo se derrumbó y la tasa de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron al 4,48%.

Artículo publicado originalmente en Infobae

Esta vez la Argentina no estuvo sola en su caída. El mundo se derrumbó y la tasa de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron a 4,48%. Con semejante rendimiento cayeron los título y acciones de países emergentes.

De hecho, el ETF de Brasil, el índice que resume el comportamiento de bonos y acciones, perdió más de 3%.

Las Bolsas Europeas y las de Nueva York tuvieron bajas pronunciadas, porque las palabras de Jerome Powell, el titular de la Reserva Federal, el Banco Central de los Estados Unidos, parecieron proféticas. A pesar de que el miércoles decidió no subir las tasas de interés norteamericanas, dio a entender que subirán en noviembre y que esta tendencia seguirá por un tiempo indeterminado.

El derrumbe de 2% de la soja, la caída de China la principal demandante de alimentos del mundo, la suba del petróleo, la crisis de la industria automotriz norteamericana por la huelga de trabajadores que piden 40% de aumento y amenaza con encarecer los automóviles, fueron algunos de los factores que provocaron la venta masiva de acciones. No son tiempos de tener riesgo en las carteras.

En este marco, la Argentina fue la gran víctima. Los bonos de la deuda se derrumbaron hasta 5% en dólares y el riesgo país aumentó 110 unidades (+4,86%) a 2.375 puntos básicos, un nivel que no tocaba desde el 6 de junio pasado. El Bono AL30D que se utiliza para intervenir en el mercado cambiario ahora tiene una paridad de menos de 30 dólares y entra en una zona que alienta a más ventas.

La Bolsa fue otra muestra de que los argentinos no quieren riesgos y volvió a caer con negocios por poco más de $10 mil millones. El S&P de las acciones líderes, cedió 1,47% en pesos y 2,3% en dólares.

Intervención récord del Banco Central para evitar la suba de dólares financieros

El Banco Central volvió a cruzar con fuerza al MEP para que no se escape e intervino en el mercado de futuros para dar imagen de tranquilidad cambiaria.

El MEP contado inmediato subió 90 centavos a $680,85 y el contado con liquidación (CCL), de $6,06 a $748,87. El “blue” aumentó $10 a $745.

Según el trader Esteban Monte “es tanto el celo del Banco Central con el MEP que intervino sobre el cierre con una orden de compra de 25 millones de bonos AL30D por los que pagó USD 7,35 millones que, obviamente, salen de las precarias reservas para contenerlo en un valor de alrededor de $680 un precio que es insostenible en el tiempo. Al tener al MEP en precios cuidados, el CCL libre parece despertar y subió $6 a $749. Después de las palabras de Powell estamos en un escenario adverso para el país tanto en el contexto externo como el interno. El dólar soja vence a fin de mes, por lo que el faltante de dólares en el CCL se hará sentir en la previa electoral”.

Las consecuencias del aumento del gasto que hizo el Gobierno se encuentran ahora con un obstáculo inesperado. Ya no hay viento de cola del exterior y el precio de la soja comenzó a caer. Todo esto significa menos divisas, más chances de devaluación y suba de la inflación.

El dólar mostró su lado más hostil: se fortaleció 0,30% frente a las seis monedas más importantes del mundo. El yuan se derrumbó 2 centavos y cotiza a 7,31 contra el dólar, su valor más bajo en 16 años. La soja y el yuan son clave en la Argentina.

Pero si algo agrava la situación local, es el congelamiento del precio de los combustibles que hizo bajar la producción local de petróleo y obliga a utilizar más divisas para satisfacer la demanda interna.

Según el analista financiero Franco Tealdi fue “un día complicadísimo para los mercados porque si el petróleo sigue subiendo alimenta las expectativas de inflación y alienta la suba de tasas norteamericanas que es lo que está afectando a los mercados en este momento. La tasa del Tesoro de Estados Unidos tuvo una fuerte suba que la llevó a casi 4,5% a 10 años. Inmediatamente, los mercados se pusieron a vender riesgo. No solamente bonos, sino también acciones. En ese contexto Argentina se contagió y en la Bolsa se salvaron las energéticas porque fondos de Estados Unidos recomendaron comprar YPF y Vista”.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) por segunda rueda consecutiva el Banco Central tuvo una mala rueda.

Aguinaldo anticipado: la medida de las empresas para hacer frente a la inflación

El informe diario de la consultora F2 de Andrés Reschini señala que el monto de negocios en el MULC rondó USD 352 millones y el Banco Central retuvo por segunda rueda consecutiva USD 1 millón. El bono AL30D operó USD 38 millones en el BYMA y esta venta con un Banco Central que casi no puede comprar dólares en el mercado oficial puede inquietar porque las intervenciones sobre los dólares financieros siguen firmes”.

Respecto del mercado de futuros F2 indica que “el volumen de operaciones cerró en 346.677 contratos. Mejoró desde los casi 282.000 del miércoles, pero sigue siendo relativamente bajo. Los ajustes fueron rojos en general y alcanzaron hasta 1.624 puntos básicos para diciembre que, de todas maneras, sigue a un 20% de tasa efectiva mensual. Aunque prácticamente todas bajaron, noviembre sigue siendo la posición que menos ha rendido en lo que llevamos del mes, seguido por diciembre y las más lejanas las que mejor performance han mantenido durante el mismo período como señal de que han logrado comprar algo más de tiempo en detrimento de un ajuste mayor más adelante, aunque hay indicios de que en el corto plazo todo está poco claro pues octubre superó el millón de contratos”.

Para hoy se espera un mercado cambiario que crezca en intensidad, porque la presión del exterior hace insostenible seguir subsidiando a los dólares financieros. Por otra parte, desde ayer la devaluación post PASO quedó neutralizada por la inflación y comienza a sumar atraso cambiario.

TE PUEDE INTERESAR