Seguinos en nuestras redes

Salud

Cinco tips básicos de maquillaje para principiantes

Pasos y productos para un make up sencillo o con un toque profesional

Si querés empezar a maquillarte pero no tenés mucha idea, estos son los pasos básicos que te ayudarán a obtener un buen resultado.

1- Hidratá tu piel antes de maquillarte

Prepará la piel correctamente, limpiándola y usando un sérum, tónico o crema hidratante de rápida absorción. Te ayudará a mejorar el acabado y la duración de los cosméticos, evitará el efecto acartonado o reseco, potenciará el brillo natural y disminuirá la obstrucción de los poros.

2- Probá las bases en tu cuello

Es la encargada de cubrir toda la piel para igualar el tono, otorgar un acabado uniforme, cubrir las imperfecciones y favorecer el resultado de los demás cosméticos. Por años se ha creído que la forma correcta de elegir el tono adecuado es al probarlo en las manos, sin embargo, esta zona está más expuesta al sol en comparación al rostro, por lo que podrías realizar una elección errónea. La forma adecuada es probarla en el cuello, debido a que será el tono más cercano a tu cara. También fijate que sea una adecuada para tu tipo de cutis.

3- Sacale provecho al corrector

Es uno de los productos más versátiles que podés usar, gracias a que su cobertura le permite ser usado para un maquillaje profesional o natural en el que no se desee usar base. El principal propósito es cubrir las imperfecciones, como ojeras o manchas, por lo que si querés un resultado natural podés saltarte la base, aplicar corrector en las zonas necesarias y sellar con polvo; aunque también podés usarlo junto a tu base y resto de cosméticos.

Una de las formas en las que podés sacarle provecho es dejarlo actuar por un minuto, ya que de esta manera usarás menor cantidad de producto y lograrás obtener una mayor cobertura. Luego, difuminá con una esponja húmeda para un acabado natural o una brocha plana para uno profesional.

4- Usá tinta líquida o en crema multiusos

Cumplen con una función multiuso sobre tu piel. Son diseñadas principalmente para aportar color a los labios, bajo un acabado natural, aunque su presentación también les permite ser usadas sobre las mejillas a modo de rubor y en los párpados como sombra, para obtener un aspecto sonrojado o colorido en estas zonas.

Fuente: Bien bonita

TE PUEDE INTERESAR