Seguinos en nuestras redes

Policiales

La autopsia de Facundo Molares confirmó que la muerte fue por una hemorragia pulmonar

Los primeros resultados de la autopsia del manifestante fallecido en el Obelisco indican que perdió la vida por una hemorragia pumonar y cardiopatía dilatada, y que su cuerpo no sufrió lesiones.

Los primeros resultados de la autopsia realizada a Facundo Molares, manifestante fallecido en el Obelisco este jueves, confirmaron que el hombre de 47 años murió por “congestión, edema, hemorragia pulmonar-cardiopatía dilatada”, y que su cuerpo no posee lesiones.

En las consideraciones médico-legales, los peritos destacan que: “No se observaron lesiones traumáticas con características punzantes, cortantes o penetrante sobre la superficie corporal ni sobre los órganos internos, salvo las mencionadas como injurias médicas en región inguinal derecha; las fracturas costales e infiltrados hemáticos en tórax descriptas, podrían ser compatibles con las maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar consignada en la Historia Clínica del Hospital Ramos Mejía”.

Por otra parte, se informa que el militante, fotoperiodista y ex combatiente de las FARC tenía antecedentes de hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca y pericarditis constrictiva. El documento lee: “Se desprende que ha padecido sucesivos cuadros de insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia renal aguda, hipertensión pulmonar, hipertensión arterial, infección respiratoria por COVID-19 y una cardiopatía dilatada en tratamiento”.

Publicidad

Cabe recordar que Molares murió durante la tarde del jueves, tras ser hospitalizado, en el marco de una jornada donde participaba de una manifestación de izquierda. Durante más de media hora se le realizaron maniobras de reanimación, hasta que se constató el fallecimiento en el Hospital Ramos Mejía.

Luego del fallecimiento del militante, la izquierda marchó al Obelisco en protesta, donde se registraron incidentes como el intento de incendiar un puesto de la Policía de la Ciudad, realizado por manifestantes que también tiraron piedrasbombas Molotov. Un cordón de efectivos de la Guarda de Infantería llegó de inmediato hasta el lugar y se ubicó frente al edificio, mientras crecía la tensión con los manifestantes que recogían piedras de un volquete lleno de escombros.

 

Publicidad

Noticia en Desarrollo.

Publicidad

TE PUEDE INTERESAR