Seguinos en nuestras redes

Latinoamérica

Uruguay: entró en vigencia la reforma jubilatoria propuesta por Lacalle Pou

Aprobada el 27 de abril de este año, entró en vigor la reforma jubilatoria impulsada por el gobierno de Luis Lacalle Pou. La misma, cuestionada por los sindicatos, cambia la edad de retiro y les da la opción a los jubilados de seguir trabajando.

La reforma jubilatoria impuesta por Luis Lacalle Pou como una meta insignia de su mandato, aprobada el 27 de abril de este año, entró en vigor. Entre otros cambios, se incluyen los cambios en la edad de retiro y la opción de que los jubilados puedan continuar trabajando.

La bautizada “reforma de la seguridad social” figuraba entre las propuestas del documento “Compromiso con el País“, elaborado con anterioridad al balotaje del 2019, y era planteada como un avance hacia “un sistema previsional moderno, financieramente sostenible, que vele especialmente por los pasivos con mayores niveles de vulnerabilidad“.

La Ley 20.130 fue debatida entre expertos, luego a nivel del Poder Ejecutivo, se presentó a la oposición, y tuvo un amplio debate parlamentario. Sin embargo, la reforma fue cuestionada por la opositora coalición Frente Amplio y otros sectores de la sociedad uruguaya, como los sindicatos, que organizaron manifestaciones frente al Congreso cuando se debatió la reforma, así como tres paros generales, que afectaron al transporte público, el servicio de taxis, la salud pública y privada, la actividad bancaria, la educación en todos los niveles y el trabajo en las municipalidades.

La ley aumenta gradualmente la edad jubilatoria hasta los 65 años, permite la continuidad laboral aún después de tramitado el retiro y dispone de un “suplemento solidario” para los haberes más bajos. Según Lacalle Pou, seguir trabajando después de jubilarse permite un ingreso económico mejor para los más vulnerables, y permite que se mantengan espacios de socialización para los mayores de edad.

Los jubilados de los sectores industriales, comerciales y rurales podrán seguir trabajando y mantener el cobro de la jubilación, haciendo que unas 600.000 personas puedan acceder a este nuevo sistema. En el caso del multiempleo, el nuevo sistema permitirá jubilarse por una de las actividades y mantener las otras, o acogerse a una jubilación parcial de hasta 50% con el objetivo de reducir la jornada laboral.

TE PUEDE INTERESAR