Seguinos en nuestras redes

Política

El Gobierno justificó la demora en el acuerdo con el FMI: “Argentina defenderá sus intereses…”

El jefe de Gabinete, Agustín Rossi, aseguró que las negociaciones con el fondo siguen en pie y que los representantes “van a defender los intereses del conjunto de los argentinos”.

El jefe de Gabinete y candidato a vicepresidente, Agustín Rossi, confirmó este sábado que los negociadores argentinos defenderán los intereses de la nación en las conversaciones en curso con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El funcionario salió a justificar la demora en el cierre del acuerdo y agregó: “Está claro que, como ha dicho Sergio Massa, nuestro objetivo como Gobierno va a ser pagarle (al FMI) el 100 % de la deuda para que podamos hacer política económica sin esta intervención del FMI, que siempre termina siendo claramente complicada”, añadió.

“Si está demorándose el acuerdo con el FMI es producto de que nuestros negociadores van a defender los intereses del conjunto de los argentinos”, aseguró Rossi, que sigue la línea discursiva de “asegurar la soberanía” impuesta por Cristina.

Desde hace varias semanas, Argentina negocia con el FMI introducir cambios en las metas fiscales, monetarias y de acumulación de reservas acordadas en 2022 y adelantar los desembolsos trimestrales estipulados en el acuerdo de facilidades extendidas, que permitió refinanciar deudas por 44.000 millones de dólares.

El FMI aprobó revisión y libera 4100 millones de dólares

Este viernes, tras dialogar con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, el presidente argentino, Alberto Fernández, admitió que las tratativas con el organismo, lideradas por el ministro de Economía argentino y candidato presidencial, Sergio Massa, no eran fáciles, pero se mostró confiado en llegar a un entendimiento.

Argentina, que sufre serios desequilibrios macroeconómicos y, además, ha padecido durante el primer semestre del año los efectos de una severa sequía que impactó de lleno en sus exportaciones agrícolas -su principal fuente de ingresos-, ha experimentado dificultades para cumplir con las metas pactadas con el Fondo.

Del cumplimiento de esas metas depende la aprobación de las revisiones trimestrales que realiza el FMI, necesaria para que el organismo gire a Argentina los desembolsos que le permitan pagar los compromisos de deuda con el propio organismo.

Argentina, con escasas reservas monetarias, debe enfrentar vencimientos con el FMI por unos 3.400 millones de dólares entre el 31 de julio y el 1 de agosto, por lo que las negociaciones son a contrarreloj.

TE PUEDE INTERESAR