Seguinos en nuestras redes

Economía

El Gobierno reestructura el nuevo “dólar agro” tras el malestar del campo y la tensión con el FMI

Según indicó el secretario de Agricultura, se está trabajando para que las medidas dejen conformes a todos los sectores, “no queremos un parche sino un paso hacia adelante”, señaló.

En medio del malestar en el sector del agro por los posibles anuncios sobre el lanzamiento de un nuevo dólar diferencial para los exportadores de granos y las economías regionales, el secretario de Agricultura de la Nación, Juan José Bahillo, reconoció que se está trabajando en una mejora para el sector.

De este modo el funcionario que responde a Sergio Massa, indicó que habrá cambios en la política económica para el sector agropecuario. “Son medidas que tienen que ver con la política cambiaria del Banco Central y no soy yo quien tiene que dar estos anuncios si los hubiera”, señaló.

En rueda de prensa dentro del Pabellón Rojo del predio Rural de Palermo, en donde se desarrolla el encuentro anual del agro, el referente del área sostuvo: “Los tiempos no los manejo yo y no quisiera generar una expectativa de esto. Tengo que ser responsable sobre algo que no manejo. Sería muy poco prudente de mi parte adelantarlo pero es lo que está en los medios”.

Sin embargo, Bahillo, confirmó que el equipo económico está trabajando en un nuevo “dólar agro”, que rondará los 340 o 380 pesos. Una mínima diferencia con su antecesor que marcaba un valor diferencial de 300 pesos y que había generado malestar en el sector agroexportador.

En ese sentido, el funcionario destacó que “durante el fin de semana tiene que haber definiciones y certezas al respecto”. Es que el Gobierno dilata la comunicación de las nuevas medidas, porque aún no ha llegado a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por lo que la tensión sube.

Por otro lado, durante su exposición ante referentes del agro, Bahillo, reveló que si el oficialismo gana las próximas elecciones van a trabajar en el tema de alquileres de campos, sin meterse en la cuestión contractual entre propietario y arrendatario.

“No tiene que ver en cómo se debe fijar el precio, ni en cómo se debe actualizar, eso una cuestión contractual, donde no debe intervenir el Estado. Es una cuestión que tiene que ver con la rotación del cultivo, con la preseveración del suelo, con la previsibilidad que tiene que tener el prestador de servicio”, señaló.

A lo que agregó: “Me parece que un tema que nos tenemos que dar y tiene que ser el Congreso el lugar para trabajar con el más amplio consenso, para darle previsibilidad al colono con alquileres a tres años como mínimo”.

 

TE PUEDE INTERESAR