Polémica por una millonaria licitación que quedó en manos de un empresario cercano al matrimonio Massa

Se trata del dueño de Transclor quien se adjudicó el mantenimiento de una planta de policloruro en Bernal por unos 127 millones de dólares, que fue otorgada por AySA la empresa del Estado que administra Malena Galmarini.