Seguinos en nuestras redes

Política

Polémica por una millonaria licitación que quedó en manos de un empresario cercano al matrimonio Massa

Se trata del dueño de Transclor quien se adjudicó el mantenimiento de una planta de policloruro en Bernal por unos 127 millones de dólares, que fue otorgada por AySA la empresa del Estado que administra Malena Galmarini.

Una nueva polémica rodea al ministro de Economía, Sergio Massa y a su esposa, la titular de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), Malena Galmarini, es que un empresario muy cercano al matrimonio se quedó con una millonaria concesión en la empresa estatal.

Se trata de Mauricio Filiberti, quien es dueño de la firma Transclor, que ganó la concesión para explotar, mantener y abastecer de policloruro de aluminio una planta de AYSA, en la localidad bonaerense de Bernal.

La licitación involucra un pago de parte del Estado, a través de la empresa estatal que conduce la precandidata a intendenta de Tigre, Malena Galmarini, y esposa del funcionario económico, por unos 127 millones de dólares, al menos hasta el año 2026, aunque según indica el convenio puede prorrogable hasta 2029.

 

Mauricio Filiberti

Dicha adjudicación para con una persona tan cercana al matrimonio Massa, despertó sospechas en la oposición, por lo que el primero en solicitar un pedido de informes sobre lo acontecido con la empresa proveedora de aguas del Estado, a cargo de la esposa del precandidato a presidente de Unión por la patria, fue el diputado Ricardo López Murphy.

Le representante de Republicanos, incluso analiza presentar una denuncia, ya que el hecho se suma a un cuestionamiento del auditor de la Coalición Cívica, Juan José Calandri, que había debatido la maniobra hace cuatro meses cuando se llevó a cabo la licitación.

Según denuncian los referentes opositores la licitación estuvo hecha a la medida de la empresa de Filiberti, ya que en el pliego convoca a fabricantes de “policloruro de aluminio” en lugar de consignar “coagulante”, el genérico que les habría permitido participar a muchas otras empresas.

 

Es que el policloruro de aluminio es un coagulante que se usa para potabilizar el agua y cuya fabricación lidera en la Argentina Transclor. Es decir que la única compañía que cumplía con los requisitos solicitados por la empresa estatal, es justamente la conducida por el amigo del matrimonio de candidatos.

Al respecto López Murphy indicó: “Vamos a investigar las maniobras espurias del ministro Sergio Tomás Massa. Impulsaremos un pedido de informes desde el Congreso Nacional para que nos explique la utilización escandalosa de fondos públicos en favor de sus amigos y socios”.

Vale remarcar que en las plantas de Bernal, Tigre y Capital Federal, AYSA usa un 78% de policloruro y un 22% de sulfato de aluminio, para potabilizar las aguas, algo que es muy cuestionado por los expertos, ya que encarece en un 30% la producción y favorece, casualmente, a la empresa de Filiberti.

TE PUEDE INTERESAR