Seguinos en nuestras redes

Seguridad

Tras la polémica por las Taser: llegan a la Ciudad 500 armas que funcionan con cartuchos de gas pimienta

Los confirmó el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, quien criticó el cuestionamiento que se realiza al uso de armas no letales: “No se discute en ningún país comprometido con la seguridad de sus ciudadanos, solo se discute en la Argentina absurda”.

Tras la polémica que generó la incorporación de las Taser, el Gobierno de la Ciudad lanzó una licitación para adquirir 500 pistolas no letales que disparan cartuchos de gas pimienta. Así lo confirmó Felipe Miguel, el jefe de Gabinete porteño, que no sólo defendió la incorporación de nueva tecnología para combatir la inseguridad sino también que criticó los cuestionamientos que se realizan por el uso de este tipo de armas.

El uso de armas no letales no se discute en ningún país comprometido con la seguridad de sus ciudadanos, solo se discute en la Argentina absurda. Nosotros vamos a seguir incorporando tecnología para complementar el trabajo de nuestras fuerzas y vamos a impulsar que estas mismas incorporaciones se hagan a nivel nacional para todas las fuerzas federales”.

Al respecto de las pistolas taser, detalló que ya comenzó el periodo de entrenamiento de los 240 agentes que van a operar las armas y confirmó que la Ciudad comprará otras 30 para la Policía de la Ciudad.

Por otro lado, Guillermo Iglesia, especialista en Seguridad y ex instructor de la Policía Federal Argentina, explicó en diálogo con Clarín cómo funcionan este tipo de armas: “Son pistolas que parecen convencionales pero que disparan proyectiles de pimienta, como el gas pimienta pero en polvo. La persona que recibe el impacto va a quedarse cinco minutos incapacitada”, sostuvo.

En ese sentido, agregó: “Es muy precisa, genera alrededor de la persona una nube de pimientos y no hay muertes asociadas a su uso. Es una variante, una herramienta, en esas mismas pistolas también se pueden disparar proyectiles con pimientos y algún químico más fuerte. Se están empezando a usar en Asia y Europa. Y su utilización en Estados Unidos ya es masiva”, sumó el especialista.

Las pistolas lanzan proyectiles cinéticos o químicos de calibre 68, rellenos de una mezcla de polvos irritantes. Cada unidad cuenta con 2 cargadores y dos cartuchos recargables de CO2 para accionar el disparo.

Además, tienen un rango de alcance de hasta 20 metros y funcionan por impacto directo o indirecto. Es decir, que el proyectil libera el gas pimienta, que puede tener efecto durante al menos cinco minutos en la persona alcanzada por el proyectil. Cada pistola de este tipo tiene dimensiones de entre 185 a 143 milímetros y un peso aproximado de 596 gramos cargada.

TE PUEDE INTERESAR