Seguinos en nuestras redes

Economía

Luego del pago al FMI, las reservas del Banco Central alcanzaron su nivel más bajo en siete años

La entidad monetaria cerró la jornada con reservas brutas inferiores a los USD 28.000 millones, en un mínimo que no se tocaba desde marzo del 2016.

Después de que el Ministerio de Economía confirmara el pago de los USD 2.700 millones que se adeudaban al FMI, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) cerró la jornada con los números en rojo: tanto sus reservas brutas como netas alcanzaron pisos mínimos en años.

En cuanto a las reservas netas, éstas habrían quedado negativas en alrededor de USD 5.200 millones, mientras que la medición total de las reservas, o bruta, que incluye todo tipo de préstamos alcanzó su piso en siete años, llegando a los USD 28.000 millones. Según el comunicado de la entidad, “El cierre estimado de reservas internacionales es de US$27.933 millones”, en un mínimo que no se alcanzaba desde marzo del 2016.

 Si bien el pago al FMI fue crucial para comprender el desplome de las reservas, lo cierto es que el panorama ya no era bueno desde el inicio de la semana: antes del impacto de la transacción, las reservas brutas eran de menos de USD 31.000 millones, un mínimo respecto a los valores obtenidos en los últimos seis años y medio.

Pese a haber podido cumplir con las obligaciones más acuciantes, el rojo en las cuentas perjudica a la Argentina respecto a su acuerdo con el FMI. El objetivo que más comprometido se ve es el de acumulación de reservas netas: según lo que se había firmado en el 2022 y revisado este año, se esperaba que nuestro país acumulara USD 4.900 millones en reservas positivas para finales de junio, pero los números arrojan un resultado totalmente distinto, con un negativo de USD 5.200 millones.

En total, el Banco Central vendió en junio USD 675 millones, en lo que representa el mayor rojo para este mes en la administración Fernández. El objetivo es mantener bajo el tipo de cambio oficial: en la jornada de hoy, el dólar mayorista sólo aumentó $0,50 para la compra y la venta.

Aún con los nuevos desembolsos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial (BM), por USD 157 millones y USD 900 millones, respectivamente, los prospectos no son positivos. El mercado se mantiene expectante ante los resultados del diálogo con el Fondo Monetario Internacional, y, en el contexto electoral, lo que más les interesa a las autoridades monetarias es “administrar la crisis”, evitando efectos disruptivos.

TE PUEDE INTERESAR