Seguinos en nuestras redes

Economía

Brutal diagnóstico internacional sobre el futuro de la Argentina: recesión, inflación y devaluación

La OCDE alertó que el país registrará la peor caída de América Latina en los próximos meses, además de una corrida cambiaria y una fuerte baja en el PBI del 1,6% para el segundo semestre del 2023.

Mientras la Argentina se hunde cada vez más en una de las peores crisis económicas, de la mano de los altos índices de pobreza, inflación y recesión, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), hizo un duro diagnóstico sobre el futuro del país.

A través de un informe regional, la institución pronosticó que el Producto Bruto Interno (PBI) del país se contraerá un 1,6% en 2023, lo que será la mayor caída de la economía en toda América Latina.

El documento titulado: “Perspectivas económicas de la OCDE para países de América Latina”, la entidad señaló que mientras algunas naciones como Costa Rica (+2,8%), México (+2,6%), Brasil (+1,7%), Perú (+1,7%) y Colombia (+1,5%). Tendrán un alza en sus economías, Argentina y Chile, registrará una baja. En el caso del país trasandino será apenas del 0,1%.

El titular del Banco Central, Miguel Pesce

“En la Argentina el mercado laboral ha mejorado, pero se espera que la próxima recesión traiga consigo una caída del empleo. Las exportaciones están padeciendo las consecuencias de la grave sequía registrada en 2023, pero se recuperarán en 2024. La inflación superó el 100% y se mantendrá en niveles altos a corto plazo, a pesar de contar con una posición fiscal ligeramente menos expansiva”, señala el informe.

A lo que agrega: “Los estrictos controles de capital y la incertidumbre política ante las elecciones de octubre de 2023 frenarán la inversión y el consumo en 2023”. La referencia va en sintonía con la última advertencia del Fondo Monetario Internacional (FMI), tras la elección de Sergio Massa, como precandidato a presidente por el oficialismo.

La OCDC, además recomendó que el Gobierno de Alberto Fernández, debería reducir las presiones inflacionarias en el mediano plazo, estrechar la brecha entre el dólar blue y el oficial, y disminuir el riesgo de una devaluación repentina”, si pretende obtener buenos resultados en los próximos meses.

Asimismo, indicó que “la estabilización de la situación macroeconómica y el descenso de la inflación será fundamental para reducir la elevada pobreza y hacer frente a las crecientes presiones sociales”.

 

TE PUEDE INTERESAR