Seguinos en nuestras redes

Latinoamérica

Guatemala vota, en medio de persecución de periodistas y acusaciones de fraude

El país centroamericano elegirá hoy a su nuevo presidente, en medio de denuncias contra Alejandro Giammattei, primer mandatario saliente, por un retroceso al autoritarismo: violación a la libertad de prensa, persecución de opositores, y manipulación de la justicia.

Los ciudadanos guatemaltecos elegirán este domingo a su presidente, en medio de un contexto complejo, marcado por la corrupción, la pobreza y la violencia. El gobierno de Alejandro Giammattei comenzó su declive a partir del 2021, cuando se descubrió la compra con sobreprecio de vacunas rusas que nunca llegaron al país, con dinero de las arcas públicas.

Ya la llegada de Giammattei a la presidencia generó cuestionamientos, ya que se teoriza que se trató de un pacto con el primer mandatario saliente, el comediante Jimmy Morales, que terminó su mandato en el 2020, en medio de escándalos de corrupción y acusaciones de abuso del poder.

El actual jefe de Estado instó incesantemente a sus conciudadanos a votar, buscando imponer el triunfo de su delfín, Manuel Conde Orellana. Sin embargo, este último es tan impopular en el país que su victoria podría ser sinónimo de fraude electoral, como afirmó el periodista Luis OvalleDiario de Cuba: “Sería improbable que entre las opciones ganadoras de primera vuelta quedara Conde Orellana, el candidato oficialista, porque no tiene arraigo popular, pero si esto ocurre sería únicamente a través de fraude electoral“.

Manuel Conde Orellana, el elegido por Alejandro Giammattei como sucesor

La campaña fue inédita y signada por la corrupción. Por varias vías, el oficialismo intentó que las figuras más populares continuaran en la carrera electoral: el ejemplo más reciente es el de Carlos Pineda, un empresario que iba encabezando las encuestas cuando, en mayo, se le prohibió postularse. Pese a que Giammattei intentó reafirmar en numerosas ocasiones que las elecciones serán totalmente libres y limpias, más de un referente ha denunciado al gobierno ante organismos internacionales por fraude adelantado: además de al mencionado Pineda, se bloqueó la candidatura de otros dos postulantes fuertes, Thelma Cabrera (una líder maya que se había ganado el apoyo de importantes sectores indígenas) y Roberto Arzú (heredero de una de las dinastías políticas más fuertes del país, y que consiguió una adhesión considerable antes de su suspensión).

A finales de mayo, teniendo todos estos sucesos en cuenta, la Unión Europea expresó su preocupación por la transparencia de las elecciones, y un informe del Centro de Investigaciones del Congreso de Estados Unidos advirtió: “Elecciones que, según la percepción del público, son menos libres y justas, pueden disparar las protestas y exacerbar la estabilidad política y social en Guatemala”.

 Las elecciones se realizarán en un clima de desconfianzaapatía generalizadas, el cual no puede comprenderse sin antes tener en cuenta las tendencias autocráticas presentes en el presidente saliente, Alejandro Giammattei. La justicia fue subyugada por el Poder Ejecutivo, se cerraron los espacios para la sociedad civil, y los medios de comunicación independientes están siendo perseguidoscercados por el gobierno. Las denuncias contra el primer mandatario son múltiples, incluyendo dos por sobornos millonarios, a un ministro del gobierno anterior y a mineros rusos que buscaban ampliar su explotación de metales en Guatemala. Por otro lado, en 2022, la Asociación de Periodistas de Guatemala reportó 117 casos de violación a la libertad de prensa.

En un marco en el que la mayoría de los guatemaltecos expresan su desinterés por los comicios, un total de veintidós candidatos presidenciales se disputarán los votos. En caso de no obtenerse mayoría absoluta (que es lo más probable, teniendo en cuenta la fragmentación política reinante en el país), el 20 de agosto se celebrará la segunda vuelta. Quien encabeza la intención de voto es Sandra Torres, con un 21,3%, de tendencia socialdemócrata, seguida por el centrista Edmond Mulet (13,4%) y Zury Ríos, de derecha (9,1%). Entretanto, el ya mencionado oficialista Manuel Conde Orellana no llega al 6%. Giammattei no podrá ir por la reelección, al estar prohibida por la Constitución del país centroamericano.

Los comicios iniciaron a las 7 de la mañana locales (10 hs. de Argentina), y cerrarán a las 18 hs. locales (21 de Argentina). Los primeros escrutinios oficiales se harán conocer a partir de las 21 hs. de Guatemala.

 

TE PUEDE INTERESAR