Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Crimen de Lucas González: el fiscal pidió prisión perpetua para los tres policías acusados

Gabriel Alejandro Isassi, Fabián Andrés López y Juan José Nieva están acusados de los delitos de homicidio y triple homicidio en grado de tentativa.

A casi 2 años del crimen de Lucas González, el futbolista de las inferiores de Barracas Central que perdió la vida el 17 de noviembre, al salir del predio de Barracas Central cerca de las 10 de la mañana junto a tres amigos. Tras realizar un entrenamiento matutino, el auto donde se retiraban los jóvenes fue interceptado por varios policías vestidos de civiles.

El auto recibió 12 disparos en total, los cuales alcanzaron a impactar en la cabeza de Lucas, provocándole la muerte cerebral y posteriormente el fallecimiento. Según la versión policial inicial, los jóvenes habían intentado evadir un control, escenario que fue desmentido tras investigaciones preliminares.

Tras la balacera inicial, los tres policías acusados de homicidio recibieron el apoyo de otros uniformados para alterar “los rastros y pruebas del delito que cometieron Juan José Nieva, Fabian Andrés López y Gabriel Alejandro Issasi” en el procedimiento en la Avda. Iriarte a metros de la Avda. Vélez Sarfield de esta Capital, “al arribar inmediatamente e intentar fraguarlo para aparentar que se había tratado de un ‘enfrentamiento’, colocando para ello un arma de utilería ‘plantada’ en el interior” del automóvil en el que se desplazaban los jóvenes

El fiscal del juicio contra 14 policías de la Ciudad de Buenos Aires acusados por el crimen del futbolista juvenil Lucas González y su posterior encubrimiento, Guillermo Pérez de la Fuente, pidió la pena de prisión perpetua contra los tres agentes de la Brigada 6-Comuna 4, imputados por el asesinato.

Isassi, Nievas y López, los tres principales acusados por el asesinato: para el fiscal merecen prisión perpetuaIsassi, Nievas y López, los tres principales acusados por el asesinato: para el fiscal merecen prisión perpetua

“El plan criminal era matar a los cuatro integrantes de la Suran”, aseguró en su alegato de cierre el representante del Ministerio Público Fiscal. Pérez de la Fuente expuso su versión de los hechos este jueves durante varias horas y calificó a los tres policías como coautores del delito de homicidio y triple homicidio en grado de tentativa, cometidos por dos o más personas abusando de la función del cargo policial.

Al igual que la semana pasada para el abogado de las familias víctimas, Gregorio Dalbón, para el fiscal, los delitos también están agravados por haber sido cometidos con arma de fuego, alevosía (“actuaron a traición, sobre seguro, sin posibilidad de defensa para las víctimas”, remarcó), por odio racial y por placer. Los policías fueron “guiados por prejuicios, por discriminación, por odio hacia muchas cosas, por dónde se vive, por si se es pobre, el color de tez, por ser joven, por cómo se visten, por la condición social, por circular en determinado vehículo”, destacó.

Luego, habló de “el perjuicio que causaron y lo irremediable de la muerte, el perjuicio de los padres de Lucas, Julián, Joaquín y Niven -las otras víctimas del caso- porque sus vidas tampoco van a ser iguales y el recuerdo de este hecho los va a acompañar siempre”.

El fiscal construyó para su alegato una narrativa basada en preguntas retóricas y respuestas. Explicó que los policías tuvieron como plan criminal asesinar a los cuatro chicos, que esa mañana del 17 de noviembre de 2021 habían salido de entrenar en Barracas Central, en un predio dentro de la villa 21.24, y viajaban a bordo de un Volkswagen Suran.

TE PUEDE INTERESAR