Seguinos en nuestras redes

Interior del País

Regalos para conseguir votos: el escándalo que pone en duda el triunfo de un intendente K en Tucumán

Darío Monteros, intendente de la Banda del Río de Salí, obsequió dos vehículos a sus seguidores, previo a las elecciones del pasado 11 de junio.

Meses atrás, el actual intendente de la ciudad de La Banda del Río Salí, en Tucumán, y candidato a legislador provincial,  Darío Monteros, se negó a entregar informes sobre el manejo de más de 2.000 millones de pesos en aportes no reintegrables de la localidad. A pesar de los continuos pedidos, el mandatario se negó a entregar la información.

“Nadie nos quiere decir en que se gastaron los 2.000 millones de pesos que ingresaron al municipio el último semestre”, aseguró el concejal opositor, Darío Huesen.

Es así como el dirigente kirchnerista, de acuerdo a las denuncias de los representantes de Juntos por el Cambio, habría comprado votos para las elecciones PASO, utilizando el dinero para comprar “regalos para los votantes”, y mediante el sorteo de dos motos entre los ciudadanos que se presentaron a votar.

“Es el populismo en su máxima expresión, no sólo se hacen de votos de forma irregular, sino que además le agregan productos que pagamos entre todos”, aseguraron.

La votación se hizo en Villa Benjamín Araoz y Garmendia junto a los candidatos a comisionados. Los ciudadanos que quisieran participar tenían que depositar el troquel de la Junta Electoral en una urna que fue colocada a las 8.00 de la mañana. Sobre las 21.00, se cerró la urna y se realizó el evento, que fue filmado por sus propios seguidores.

Por otro lado, Darío Monteros se encuentra imputado en una causa por contaminación ambiental. De acuerdo a la fiscalía interviniente, Monteros “permitió la existencia de vaciaderos donde se depositan residuos contaminantes para el medio ambiente”.

TE PUEDE INTERESAR