Seguinos en nuestras redes

Notas de Opinión

Con aval de CFK, La Cámpora juega fuerte por un candidato propio: “Se viene Wado”

La agrupación de Máximo Kirchner salió a difundir afiches en los que se ve al ministro del Interior junto a la vicepresidenta. La pelea fair play con Massa y las tensiones por el acuerdo con el FMI.

Artículo publicado originalmente en Clarín

Arriba del escenario, Cristina Kirchner se rodeó de los dirigentes que suenan como posibles precandidatos presidenciales pero postergó definiciones y se aseguró de que ningún gesto suyo pudiera ser interpretado como un señalamiento concreto. Tras haber instado a que “los hijos de la generación diezmada” tomaran la posta, la vicepresidenta se cuidó de no generar ruido en otros sectores de la coalición, en particular en el Frente Renovador, pero en la noche del jueves circularon sugestivos afiches con su rostro y el de Eduardo de Pedro, con la leyenda “Se viene Wado“.

La pegatina, según pudo saber Clarín, comenzó al cabo del discurso que pronunció Cristina y mientras desde algunos sectores leían su presencia junto a Sergio Massa como la puesta en escena de una fórmula en la que el ministro del Interior podía ser el precandidato a vicepresidente. La reacción parece responder a eso.

Afiches de Wado de Pedro con Cristina aparecieron en la Ciudad y el Conurbano bonaerense.
Hay dos elementos que alimentan las especulaciones. Luego de que días atrás aparecieran pintadas de “Wado con Cristina” motorizadas por el lomense Martín Insaurralde y de que Máximo rodeara al ministro de una foto con decenas de intendentes del PJ bonaerense, en esta ocasión se incluyó el rostro de la vicepresidenta, algo que en medio de una definición electoral De Pedro no se permitiría sin un aval suyo.
Wado de Pedro con Martín Insaurralde y Gustavo Menéndez en Merlo

Wado de Pedro con Martín Insaurralde y Gustavo Menéndez en Merlo

Por otro lado, las imágenes de los afiches, en distintos puntos del Conurbano bonaerense, las hicieron circular desde La Cámpora, la agrupación que responde a Máximo Kirchner, y que fue invitado por el ministro de Economía a la gira que encarará a China este domingo, para intentar la renovación y ampliación del Swap.

Afiches de Wado de Pedro con Cristina aparecieron en la Ciudad y el Conurbano bonaerense.
El ministro del Interior viene acelerando sus movimientos en las últimas semanas y se envalentonó luego del guiño que Cristina le dio días atrás en una entrevista televisiva, cuando lo señaló como parte del recambio generacional que necesita el Frente de Todos. No fue la única señal: luego, en medio de mucho desconcierto, el senador neuquino Oscar Parrilli, reforzó el mensaje al precisar la convocatoria “a los que se incorporaron a la política con Néstor y Cristina“.

Como contó este diario, hasta hace algunas semanas, desde La Cámpora apuntalaban la candidatura única de Massa y buscaban obturar la competencia interna en el oficialismo. La insistencia de referentes de distintos partidos que integran la coalición para que haya PASO y las críticas (con advertencias incluidas) de algunos referentes a la figura del tigrense, como el caso de Juan Grabois, complicaron la hoja de ruta.

Desde el cristinismo, además, se desmarcaban de la estrategia de La Cámpora y dejaban saber que detrás del apoyo de Máximo Kirchner no necesariamente había un guiño de Cristina. Aunque todavía no está zanjada la discusión, los últimos pasos de la vice ratificaron esa hipótesis.

Ella los deja correr, que se muestren todos y después decidirá. Todavía falta, quedan 15 días“, apuntó a Clarín un dirigente de confianza de la vice que niega que Cristina le haya bajado el pulgar a la precandidatura de Massa.

Pero en las propias filas camporistas hoy observan de otra manera esa posibilidad. “Es difícil cargarse una campaña al hombro con 100 por ciento de inflación“, lamenta una voz que hasta abril se entusiasmaba con el tigrense. El discurso de Cristina, plagado de críticas al Fondo Monetario Internacional y pidiendo incumplir el acuerdo firmado por el actual Gobierno, en medio de las negociaciones que Massa lleva adelante para poder fortalecer las reservas, acentúan las dudas.

Massa no se resigna y cada una de sus acciones de gestión parecen girar en torno a sostener el consumo, una de las premisas básicas de cualquier oficialismo para una campaña electoral. A diferencia de lo que ocurre entre otros dirigentes que compiten por lo mismo, tanto desde Interior como en el Palacio de Hacienda no surge fuego cruzado: “Hay una tensión lógica entre quienes quieren lo mismo, pero hay fair play y eso ayuda mucho”, grafica un operador de uno de ellos. La buena sintonía sobre el escenario lo corrobora.

Tanto que, luego de publicada esta nota, desde La Cámpora contactaron a Clarín para aclarar que la agrupación, aunque los difundió, no pegó los afiches.

“Pusimos toda la capacidad logística y militante en función de la movilización de ayer (por el jueves). No pudimos salir a pegar afiches”, indicaron, en un intento por evitar tensiones con el Frente Renovador.

Igual, mientras Cristina dilata su decisión, está claro que el kirchnerismo, de cara a una PASO, prefiere pujar fuerte por un candidato propio y, ante la resistencia de Axel Kicillof para salir del ámbito de la provincia de Buenos Aires, posiciona a De Pedro.

“Es cierto que estamos jugando fuerte con Wado. Pero también hay intendentes, algunos gremios y varios gobernadores”, reconocieron desde La Cámpora.

Y así lo blanqueó este viernes el ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa, un incondicional de Cristina, quien consideró que el candidato “tiene que ser un compañero del sector mayoritario” y resaltó a De Pedro. “Tiene que ser de nuestras propias filas, de los que respetamos la línea histórica Perón, Evita, Néstor y Cristina”, indicó.

Wado picó en punta, se ha reunido con varios sectores sindicales y tiene la predisposición para serlo. Hay que esperar que dice Cristina pero Wado está picando en punta”, reforzó en AM750.

A Correa se le sumó el propio Parrilli: “Wado es un excelente compañero, ha demostrado capacidad. Es un posible candidato, me parece muy bien que se haya largado“, destacó en FM La Patriada.

Con todo, en el kirchnerismo advierten que Cristina todavía no fijó una postura. Mientras, empieza a darse otro debate interno para el caso de que finalmente no se incline por un dirigente “puro” de cara a las PASO. Hay quienes pregonan la idea de avanzar con la firma de un compromiso público para los integrantes de todas las listas. Algo similar a lo que se les impuso a quienes en 2017 entraron por Unidad Ciudadana, cuando el resabio por las fugas de doce legisladores del Frente para la Victoria, entre los que se encontraba el ex titular de ANSeS, Diego Bossio, a meses de dejar el poder, hizo que se les exigiera que explicitaran su voluntad de dejar sus bancas si rompían con el bloque.

La presunción de derrota invade hasta a los más optimistas.

TE PUEDE INTERESAR