Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo cuidar el cutis ante los cambios de clima

Qué productos aplicar en tu piel según sus características

De unos días de calor, pasamos a otros con lluvias y también jornadas frescas más otoñales. En esos cambios de tiempo, el cutis experimenta momentos de mayor grasitud y otros de sequedad, en consonancia con las variaciones climáticas.

En los días de calor húmedo, la sensación es que la piel se engrasa más, el sudor incrementa la irritación y la picazón, sobre todo, en las pieles sensibles. Para esos días de mayor humedad, lo recomendable es lavarse con productos neutros y usar la menor cantidad de cosméticos posible. Si sentís el rostro muy pegajoso, es mejor salir solo con protector solar. Si un día no empleás hidratante o humectante, no le va a pasar nada a la piel y podés evitar tapar los poros.

De este modo, para una piel seca se debe aumentar el nivel de hidratación usando suero, cremas y protector solar como último paso, solo a la mañana. El resto de las aplicaciones puede hacerse tanto de noche como de día porque las pieles secas absorben todo.

En pieles grasas, se recomienda manejarse únicamente con sueros, evitar los productos que tengan consistencia cremosa y elegir aquellos que sean del tipo emulsión, con más contenido de agua que de grasa. En cuanto a la rutina, limpiar la cara a la mañana y a la noche y luego aplicar los ítems correspondientes.

A veces, las personas con pieles grasas tienen indicado algún otro producto por parte de un especialista para tratar la grasitud o el acné. En este caso, consultar todas las indicaciones sobre el momento de usarlo para que resulte eficaz y la rutina de belleza no sea contraproducente.

En las pieles mixtas, dependerá de cada caso. Si se tiene tendencia a la sequedad, se pueden usar algunos productos más grasos, si se presenta tendencia a la seborreica, se respetan las mismas indicaciones que para las grasas y evitar productos que tengan un contenido alto de lípidos.

Fuente: Conbienestar

TE PUEDE INTERESAR